29 de mayo de 2019

Describen cómo las células de cáncer de próstata imitan al hueso cuando producen metástasis

Describen cómo las células de cáncer de próstata imitan al hueso cuando producen metástasis
IMPERIAL COLLEGE LONDON - ARCHIVO

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto de Cáncer de la Universidad de Duke (Estados Unidos) han descrito cómo las células cancerosas de la próstata desarrollan la capacidad de imitar a las células formadoras de hueso llamadas osteoblastos, permitiéndoles proliferar en el microentorno óseo.

El cáncer de próstata a menudo se vuelve letal a medida que se propaga a los huesos, y el proceso detrás de esta característica mortal podría potencialmente volverse en su contra como un blanco para la radiación que apunte a los huesos y nuevas terapias.

Atacar estas células con radio-233, un isótopo radioactivo que ataca selectivamente a las células de estas metástasis óseas, ha demostrado prolongar la vida de los pacientes. Pero se necesitaba una mejor comprensión de cómo funciona el radio en el hueso. El mapeo de este proceso de imitación podría llevar a un uso más efectivo del radio-233 y al desarrollo de nuevas terapias para tratar o prevenir la propagación del cáncer de próstata a los huesos, según explican los científicos en su trabajo, publicado en la revista 'Plos One'.

"Dado que la mayoría de los hombres que mueren de cáncer de próstata tienen metástasis óseas, este trabajo es crítico para ayudar a entender este proceso", comenta el autor principal, Andrew Armstrong, quien junto a su equipo reclutó a un pequeño grupo de 20 hombres con cáncer de próstata metastásico óseo sintomático.

Al analizar las células tumorales circulantes de los participantes, encontraron que las enzimas formadoras de hueso parecían expresarse con frecuencia, y que las alteraciones genéticas en las vías de formación ósea también eran comunes en estas células de cáncer de próstata. Después, validaron estos nuevos hallazgos genéticos en un ensayo multicéntrico separado que involucró a un grupo más grande de más de 40 hombres con cáncer de próstata y metástasis óseas.

Después del tratamiento con radio-223, los investigadores encontraron que el isótopo radioactivo estaba concentrado en metástasis óseas, pero las células tumorales aún circulaban y el cáncer progresaba dentro de los seis meses de terapia. También hallaron un rango de alteraciones genéticas complejas en estas células tumorales que probablemente les permitieron persistir y desarrollar resistencia a la radiación con el tiempo.

"La osteomímesis podría contribuir en parte a la propagación del cáncer de próstata a los huesos, pero también a la captación de radio-223 dentro de las metástasis óseas, lo que podría mejorar el beneficio terapéutico de la radioterapia dirigida a los huesos. Al mapear esta vía letal de metástasis ósea del cáncer de próstata, el estudio apunta a nuevos objetivos y, por lo tanto, a áreas críticas de investigación para diseñar mejores terapias dirigidas a los tumores", concluye Armstrong.

Contador

Para leer más


Lo más leído