21 de julio de 2015

El desconocimiento de enfermedades animales aumenta su riesgo en humanos

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Sydney en Australia han mostrado la imagen más detallada hasta la fecha de las principales enfermedades infecciosas compartidas entre la fauna y el ganado, y se encontró una enorme brecha en el conocimiento sobre las enfermedades que podrían propagarse a los seres humanos.

La investigación, publicada en 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS), ha descubierto que sólo diez enfermedades representan alrededor del 50 por ciento de todo el conocimiento publicado sobre enfermedades animales relacionadas con microorganismos presentes en su hábitat. La investigación, la primera en el mundo de estas caracteristicas, se basa en un análisis de casi 16.000 publicaciones que abarcan el siglo pasado.

Los expertos recuerdan que a raíz de los brotes de virus recientes de origen de la fauna, como el virus de Hendra en Australia, el virus ébola en África Occidental, y el síndrome respiratorio oriente medio (MERS) coronavirus en la península Arábiga, deben de realizarse más investigaciones sobre enfermedades animales para evaluar riesgos y mejorar las respuestas a posibles epidemias en el hombre.

"Muchas veces no priorizamos la salud animal hasta tiene impacto en la salud humana, lo que significa que se pierde la oportunidad de manejar las enfermedades desde la fuente", ha señalado el co-autor de las investigación, el doctor Siobhan Mor de la Facultad de Ciencias Veterinarias.

"En el caso de las enfermedades emergentes, tendemos a reaccionar a los grandes brotes de la enfermedad en los seres humanos, en lugar de prevenir o controlar la infección en animales, probablemente porque todavía no sabemos mucho sobre el papel de estos microbios en la ecología de la vida silvestre y las enfermedades en el ganado", ha añadido.

Los investigadores aplicaron nuevos métodos recientemente utilizados en el ámbito de la salud animal para identificar qué enfermedades y animales se encontraban en la literatura publicada disponible. Midieron cómo la investigación ha cambiado con el tiempo y cómo las enfermedades y animales involucrados difieren según la región geográfica.

Los resultados muestran la mayor parte de la investigación publicada en el último siglo se ha centrado en las zoonosis conocidas - enfermedades que son compartidos entre los animales y los seres humanos - en detrimento de los estudios sobre las enfermedades que afectan a los animales solamente.

"Sabemos mucho menos acerca de la gama de enfermedades que repercuten en la salud y el bienestar animal. Esto ocurre sobre todo en lo relativo a la vida silvestre, que está muy poco financiada", ha explicado el doctor Anke Wiethoelter, el otro autor del estudio.

"Paradójicamente, esto también significa que sabemos menos acerca de las enfermedades que podrían ser un precursor de enfermedades infecciosas en los seres humanos", ha advertido.

El estudio también ha revelado fuertes vínculos entre las tasas de publicación, la cobertura de los medios de comunicación y los niveles de financiación para ciertas enfermedades. Se encontró que tenían una fuerte asociación entre la frecuencia de publicación, la atención de los medios y los niveles de financiación niveles, destacando las influencias sociales y políticas en las investigaciones disponibles - dos enfermedades en particular - la gripe aviar y la tuberculosis bovina.

"El interés público va y viene, pero sin inversiones sostenidas, la investigación sobre este importante interfaz sufre", ha concluido el doctor Mor.