La 'descomposición' natural de las sustancias químicas predice el daño pulmonar en los bomberos del 11-S

La 'descomposición' natural de las sustancias químicas predice el daño pulmonar en los bomberos del 11-S
5 de septiembre de 2018 REUTERS - ARCHIVO

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los niveles anormales de más de dos docenas de metabolitos --productos químicos producidos en el cuerpo al descomponer las grasas, las proteínas y los carbohidratos-- pueden predecir de manera fiable qué bomberos que trabajaron tras el atentado terrorista del 11 de septiembre en las Torres Gemelas de Nueva York desarrollaron enfermedad pulmonar y cuáles no, según muestra un nuevo análisis.

Los resultados, publicados por científicos de la Escuela de Medicina Langone de la Universidad de Nueva York (NYU, por sus siglas en inglés), Estados Unidos, en la edición digital de este martes de la revista 'BMJ Open Respiratory Research', podrían conducir a pruebas metabólicas para la detección temprana del daño pulmonar en todas las víctimas del desastre expuestas a partículas finas de fuego, humo y productos químicos tóxicos, no solo los bomberos del 11 de septiembre.

El estudio, según los investigadores, ofrece la primera evidencia de que los análisis de sangre de metabolitos realizados a los pocos meses del desastre podrían ayudar a detectar la enfermedad obstructiva de las vías respiratorias. Tal análisis podría ayudar a diagnosticar este trastorno en los aproximadamente 9.000 bomberos expuestos a químicos tóxicos en el 'World Trade Center '(WTC) el 11 de septiembre de 2001, o durante la limpieza posterior.

La investigadora principal del estudio, Anna Nolan, dice que el equipo espera desarrollar un perfil químico preciso de los bomberos con mayor riesgo de desarrollar enfermedad obstructiva de las vías respiratorias, incluyendo asma, bronquitis crónica y/o enfisema, mediante el análisis de muestras de fluidos de los bomberos del 11-S, no incluido en el estudio actual.

DIETA MEDITERRÁNEA PARA REEQUILIBRAR LOS METABOLITOS CORPORALES

Nolan, profesora asociada en el Departamento de Medicina de Langone, dice que los hallazgos de su equipo plantean la posibilidad de corregir los desequilibrios metabólicos mediante cambios en la dieta o suplementos alimenticios, que podrían evitar o incluso revertir la pérdida de la función pulmonar. El equipo ya tiene planes para probar una dieta mediterránea baja en calorías, conocida por su capacidad de reequilibrar los metabolitos del cuerpo, por sus posibles efectos sobre la salud pulmonar de los bomberos.

"La función pulmonar saludable es esencial para todos, pero especialmente para los bomberos, para llevar a cabo su trabajo", dice Nolan. Esta experta señala que todos los bomberos, incluidos los expuestos a productos químicos tóxicos en o después del 11 de septiembre, son monitorizados rutinariamente mediante exámenes médicos y físicos anuales, y la "disminución en la fuerza de sus pulmones para inhalar o expulsar aire es un signo de mala salud respiratoria".

Nolan dice que estudios previos han demostrado que casi uno de cada 10 bomberos expuestos al polvo en el sitio de WTC está mostrando signos de lesión pulmonar. Ella dice que el polvo del WTC estaba cargado de metales pesados peligrosos, como el cromo y el mercurio, además de concreto en polvo y vidrio fibroso tóxico, asbesto y los componentes del combustible de los aviones. Cuando los bomberos inhalaron parte del polvo en el lugar del desastre, hubo una lenta quema química de su tejido pulmonar que, a su vez, producía una inflamación crónica y lesión pulmonar.

Para el estudio actual, dirigido por los coinvestigadores George Crowley y Sophia Kwon, el equipo NYU Langone analizó los niveles sanguíneos de 580 metabolitos que se encuentran frecuentemente en el cuerpo. Todas las muestras provenían de los bomberos del 11 de septiembre que se sometieron a pruebas dentro de los siete meses posteriores al desastre y cuya función pulmonar se ha analizado anualmente desde entonces.

Los investigadores compararon a 15 bomberos cuya función pulmonar había disminuido bruscamente en 2015 con 15 cuya función pulmonar se había mantenido saludable, a pesar de niveles similares de exposición al polvo WTC. Posteriormente, se usó software informático avanzado para analizar el gran volumen de datos de metabolitos.

Cuando los investigadores trazaron todos los metabolitos en gráficos, sobresalieron varios grupos químicos como altamente predictivos de la mayoría de los casos de enfermedad y lesión pulmonar. Nolan subraya que es probable que los desequilibrios metabólicos contribuyan a la inflamación crónica que subyace en la mayoría de los casos de enfermedad pulmonar y lesión pulmonar.