Desarrollan un test de sangre más rápido para diagnosticar infartos

Desarrollan un test de sangre más rápido para diagnosticar infartos
6 de agosto de 2018 GETTY - ARCHIVO

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una nueva investigación publicada en la revista 'Circulation', de la Asociación Estadounidense del Corazón, ha confirmado que un nuevo test de sangre es un método seguro, efectivo, más sensible y rápido para diagnosticar ataques cardiacos en las salas de urgencias.

Cuando los pacientes acuden a urgencias con síntomas de ataque al corazón, los médicos los evalúan, principalmente, mediante el uso de una prueba de troponina cardiaca para medir una proteína liberada en la sangre cuando el corazón está dañado.

"No fallamos en el diagnóstico de ningún ataque al corazón usando esta prueba, que también nos permitió determinar más rápido que una prueba tradicional si los pacientes con estos síntomas no tenían realmente un ataque al corazón", señala la autora principal del estudio, Rebecca Vigen, cardióloga del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas (Estados Unidos).

Recientemente, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó una prueba de troponina de alta sensibilidad ya utilizada en Europa. Los investigadores desarrollaron un procedimiento para evaluar los resultados de la nueva prueba y la compararon con la práctica existente utilizando una prueba de troponina convencional, que tarda tres horas en completarse.

Los participantes del estudio fueron 536 pacientes en una sala de urgencias con síntomas de ataque al corazón, incluidos dolores en el pecho y dificultad para respirar. El nuevo procedimiento logró "descartar" al 30 por ciento de los pacientes de inmediato y al 25 por ciento adicional a la hora. En tres horas, el nuevo procedimiento descartó un ataque cardíaco en el 83,8 por ciento de los pacientes, en comparación con el 80,4 por ciento de la prueba convencional.

"Anticipamos que este procedimiento permitirá que muchos pacientes con dolor torácico reciban un 'sí' o un 'no' de si están teniendo un ataque cardíaco más rápido", concluye Vigen.