9 de mayo de 2014

Desarrollan una técnica de tinta con nanopartículas para diagnósticos rápidos de enfermedades

SAN SEBASTIÁN, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El CIC biomaGUNE ha desarrollado una técnica que consiste en la incorporación de nanopartículas de oro y plata a la tinta convencional como solución avanzada para identificar moléculas en ámbitos como el diagnóstico médico, la biología, el medioambiente, o la seguridad.

Un estudio realizado por el laboratorio del doctor Luis Liz Marzán en el Centro de Investigación en Biomateriales (CIC biomaGUNE) que dirige en San Sebastián, y publicado en la revista científica Small, propone una nueva técnica que contribuirá al diagnóstico rápido de enfermedades.

Según ha explicado CIC biomaGUNE, su principal aportación consiste en "facilitar y abaratar la creación de los sustratos químicos que se utilizan para identificar moléculas en cualquier campo de actuación, moléculas que son analizadas y descritas por medio de equipos de espectroscopía".

La base del proyecto realizado por el equipo de Liz Marzán y liderado por Lakshminarayana Polavarapu (investigador postdoctoral del mismo grupo), radica en una técnica llamada espectroscopía de dispersión Raman, que fue descubierta por el científico indio Sir C.V. Raman, reconocido con el Premio Nobel de Física en 1930.

Esta técnica se utiliza comúnmente en química, ya que "la información vibracional es muy específica para los enlaces químicos de las moléculas y, en este sentido, proporciona una huella dactilar de la molécula que puede ser identificada".

La propuesta del equipo de Liz Marzán plantea "dar un salto cualitativo prescindiendo del sustrato prefabricado y por lo tanto superando las limitaciones y dificultades que plantea", y sustituyéndolo por una tinta que contenga nanopartículas de oro o plata.

"De esta forma, utilizando una pluma cualquiera cuya tinta esté elaborada con nanopartículas conductoras de oro y plata, podemos dibujar sobre un folio en blanco una frase cualquiera y, al depositar sobre esa tinta la sustancia concreta de lo que se desea analizar, lo llevaremos al espectrómetro y nos dará la señal (huella dactilar) de lo que estamos analizando", ha afirmado el investigador.

Cada línea del dibujo contiene cerca de un millón de nanopartículas, lo que "le confiere un potencial muy grande a la hora de generar la señal para analizar las moléculas, ya que ésta aumenta unos 10 millones de veces". Al mismo tiempo, un gramo de oro permite fabricar tinta para "muchos miles de ensayos".