10 de septiembre de 2014

Desarrollan un laboratorio móvil que detecta la bacteria 'Listeria monocytogenes' en menos de tres horas

Desarrollan un laboratorio móvil que detecta la bacteria 'Listeria monocytogenes' en menos de tres horas
AINIA

VALENCIA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El proyecto europeo BiolismeII, consorcio liderado por Betelgeux con la colaboración de Ainia Centro Tecnológico, la University of Southampton, Dublin City University y las empresas Photek (UK) y 40:30 (Francia), ha logrado desarrollar por primera vez un innovador método de detección de la bacteria 'Listeria Monocytogenes' en superficies industriales en contacto con alimentos.

Tras cinco años de investigación, los responsables del trabajo han desarrollado un laboratorio móvil que obtiene de forma automática resultados muy precisos y fiables en un tiempo extremadamente rápido, nunca logrado hasta ahora: menos de tres horas. Con los métodos tradicionales habituales se tarda entre 24 y 48 horas, necesitando además una validación final para verificar si el resultado es positivo.

El método logrado se fundamenta en el desarrollo tecnológico de biosensores y procesos de automatización e integración del muestreo. Permiten tasas de recuperación de las células de Listeria muy altas. La tecnología aplicada supone un gran avance en el campo de detección, explica Ainia en un comunicado.

Se trata de un dispositivo que se desplaza por la superficie industrial rastreando y extrayendo muestras. Para ello, el sistema expulsa una mezcla de aire y agua, posteriormente se absorbe las muestras como un embudo invertido, logrando gran número de células de forma rápida y precisa. El análisis de las mismas se realiza en el mismo dispositivo.

Durante la reacción de detección, las células de 'Listeria monocytogenes' se unen a anticuerpos asociados a partículas magnéticas y fluorescentes. A través de fuerzas magnéticas se logra separar la 'Listeria monocytogenes' de otros microorganismos, aumentando la precisión de los resultados. El uso de partículas fluorescentes permite medir la cantidad de bacterias presentes en función de la intensidad de luz emitida. Se trata de "un método de detección rápido, sencillo y fiable", destacan lso investigadores.

La 'Listeria monocytogenes' es la bacteria causante de la listeriosis. Se trata de una de las toxiinfecciones alimentarias que suponen un riesgo para la salud pública porque afecta principalmente a segmentos específicos de la población de mayor vulnerabilidad.

Sólo en 2012 se detectaron un total de 1.642 casos de listeriosis en personas, un 10,5% más respecto al año anterior, lo que confirma una tendencia al alza en el número de casos en los países miembros en el período 2008-2012 según la EFSA. Además, se produjeron un total de 198 muertes ocasionadas por esta bacteria en 18 países de la UE, lo que supone el número más alto de muertes registradas por listeriosis desde 2006.