28 de septiembre de 2009

C.Valenciana.- Un 20% de los quioscos de Valencia han cerrado desde la ley antitabaco, según los vendedores de prensa

VALENCIA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Asociación de Vendedores de Prensa de Valencia y provincia, Ana Valle, aseguró hoy que un 20 por ciento de los quioscos de la provincia han cerrado desde la ley antitabaco.

La asociación ha remitido una carta a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, reclamando la vuelta de la venta de tabaco en los quioscos de planta baja, --caso, indicó, del 95 por ciento en Valencia, donde hay, señaló, unos 1.800 puntos de venta-- aprovechando el anuncio del Gobierno de abordar la modificación de la actual ley 28/2005 de tal forma que esté prohibido el consumo de tabaco en todos los lugares públicos.

Tras reunirse con el delegado del Gobierno, Ricardo Peralta, Valle explicó que puede ser el momento "de introducir cambios que en nada afectarían al objetivo de protección sanitaria de la ciudadanía y, por el contrario, sí pueden aportar elementos de igualdad en las oportunidades comerciales de una parte de los quiosqueros y vendedores de prensa".

Así, explicó que "los datos que manejamos en la Asociación y en el resto de España sobre la influencia de la actual crisis económica -por lo que respecta a los quioscos de venta de prensa- nos dicen que desde la fecha de la entrada en vigor de la ley antitabaco han desaparecido en España 4.000 puntos de venta, una reducción del 14,8% en tres años".

A su juicio, la Ley antitabaco "fue el inicio de la situación actual. Ahora se ha incrementado por la crisis económica que afecta a todos los sectores y a todo el comercio, pero no hay que olvidar que fueron los quioscos de planta baja los que no pudieron, de ninguna forma, adecuarse a las imposiciones que la Ley antitabaco introdujo para poder seguir vendiendo dicho producto".

Esta situación, apuntó, "hizo que la afluencia de clientes a los quioscos de planta baja se viera extraordinariamente mermada. La modificación que posteriormente introdujo el gobierno en la normativa antitabaco no aportó, bajo nuestro punto de vista, unidad de criterios en cuanto a la venta del producto".

A su juicio, "los quioscos de vía pública podían vender tabaco, habilitando máquinas expendedoras con su correspondiente inversión económica, pero los de planta baja no" y reclamó "no ser los únicos excluidos de la venta de este producto en una sociedad como la nuestra de libre mercado".

Por ello reclaman que "la modificación de la mencionada ley, de producirse, no contemple diferenciación alguna entre quioscos de planta baja y los de vía pública".

Valle indicó asimismo, que en prensa escrita la bajada en las ventan por la crisis ronda el diez por ciento, al igual que el de revistas y fascículos.