21 de julio de 2016

Cómo cuidar la espalda en verano

Cómo cuidar la espalda en verano
ABBVIE

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

Hacer unos minutos de ejercicios de estiramiento por la mañana, tanto para la columna cervical como lumbar y no portar mochilas con un peso superior a cuatro o cinco kilos, son algunos de los consejos aportados por el jefe del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Quirónsalud San José, Javier García Romero, para cuidar la espalda en verano.

Y es que, el incremento de actividades que se produce durante las vacaciones puede llevar a realizar una serie de esfuerzos que, si no son acometidos con las precauciones necesarias, pueden someter a la columna vertebral a un estrés excesivo que puede derivar en una lesión.

En este sentido, el experto ha destacado la necesidad de que las personas que no tengan una patología previa de la columna, duerman en una cama firme, con una almohada no excesivamente alta para mantener así una correcta extensión de la columna, no carguen peso sin flexionar las rodillas y no transporten bolsas pesadas para cuidar su espalda.

PRECAUCIONES A LA HORA DE REALIZAR ACTIVIDADES DEPORTIVAS

Asimismo, en caso de practicar actividades deportivas, el experto ha subrayado la importancia de calentar previamente unos minutos y así evitar las lesiones 'del deportista de fin de semana', como son el estiramiento, las distensiones y las roturas fibrilares musculares, así como las sobrecargas y las distensiones de tendones y ligamentos.

"Aprovecho la ocasión para recomendar las actividades acuáticas en esta época del año, por su idoneidad para el cuidado y el bienestar de nuestra espalda, bien en el mar o en la piscina, como en los establecimientos tan de moda con spa o hidroterapia, en los que sedaremos no solo nuestro cuerpo sino que reduciremos el estrés que tanto afecta a nuestro bienestar", ha señalado el especialista del Hospital Quirónsalud San Jose.

Finalmente, el doctor García Romero ha recomendado acudir a un especialista en el caso de notar molestias para no cronificar una disfunción que, siendo de carácter leve, pueda derivar en una lesión de consideración por "desidia o desconocimiento".