11 de junio de 2019

Cuatro falsos mitos sobre la práctica de endodoncia

Cuatro falsos mitos sobre la práctica de endodoncia
SANITAS - ARCHIVO

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Aunque la endodoncia es una práctica dental muy extendida existen algunos falsos mitos que pueden afectar la decisión del paciente cuando valora el tratamiento con su odontólogo, con el consiguiente posible retraso del mismo que puede suponer la pérdida del diente natural, por ello, la odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental, Manuela Escorial, ha enumerado cuatro de éstos falsos mitos.

La endodoncia es una práctica a la que recurren los profesionales odontólogos para tratar el interior del diente y mantener la dentición natural, el hueso y la encía que la rodea, así como su funcionalidad. Sin embargo, "un paciente puede llegar tarde a recibir el tratamiento cuando la pulpa dental se encuentra afectada de forma irreversible, ya sea por caries, traumatismo o lesiones combinadas con problemas de encías", ha explicado la oftalmóloga.

Entre los mitos sobre la práctica de endodoncia la especialista destaca: la creencia de que la endodoncia es un tratamiento doloroso; la creencia de que tras la práctica de una endodoncia hay que llevar a cabo un cuidado especial; la creencia de que el tratamiento de endodoncia puede causar otras enfermedades y, por último, la creencia de que es mejor extraer un diente que practicar una endodoncia.

En este sentido, según el Estudio Sanitas de Salud Bucodental 2019, solo dos de cada diez españoles acuden al dentista dos veces al año, tal y como recomiendan los especialistas, a pesar de que una odontología preventiva evita sufrir en gran medida caries profundas, traumatismos o lesiones endoperiodontales.

Por este motivo, los odontólogos recomiendan visitas periódicas a la clínica dental y consultar con el dentista cualquier duda, tanto en las revisiones habituales recomendadas, como en los momentos en los que se sienta alguna molestia. "Una consulta temprana al especialista puede limitar la evolución de la lesión endodóntica y con ello favorecer su resolución", ha concluido Escorial.

Para leer más