23 de marzo de 2017

Un cribado universal del VIH disminuiría el número de pacientes sin diagnosticar

Un cribado universal del VIH disminuiría el número de pacientes sin diagnosticar
AYO_CABRERA

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La doctora del Instituto de Salud Carlos III, Julia del Amo, ha asegurado que todas las personas deberían hacerse, al menos una vez en su vida, la prueba del VIH ya que, a su juicio, un cribado universal, sin preguntar por las prácticas o situaciones de riesgo, contribuiría a disminuir el número de personas no diagnosticadas de VIH.

Y es que, se calcula que un 25 por ciento de las personas con VIH no sabe que lo tiene, por lo que, tal y como ha insistido la experta, una de las estrategias para desvelar esta 'bolsa' de personas es el 'cribado universal'.

De hecho, para ver si es una estrategia coste-efectiva se decidió realizar un estudio del coste económico de las ganancias en salud del diagnóstico universal de la infección por VIH, en el marco del grupo de trabajo que lideró el Plan del SIDA en el Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad y que dio lugar a la 'Guía de Recomendaciones para el diagnóstico Precoz del VIH en el ámbito sanitario'.

Así, en colaboración con expertos de dentro y de fuera de España, se configuró un equipo multidisciplinar que muestra que realizar la prueba de VIH a la población general que acude a AP una vez en la vida es una estrategia coste-efectiva.

"Nuestros resultados apoyan las estrategias del Plan Nacional del Sida (PNS) que aconsejan 'realizar la prueba de VIH una vez en la vida a la población general que acude al médico de primaria' y corroboran algo que ya sabíamos: la realización de la prueba de VIH se debe hacer con mayor frecuencia a hombres que tienen sexo con hombres y usuarios de drogas", ha argumentado la experta durante el XVIII Congreso Nacional sobre el Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), organizado por la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida (SEISIDA).

El único matiz pendiente, ha comentado, sería si la prueba debería o no ampliarse a todas la personas que acuden a su médico de familia, independientemente de que se le vaya a realizar una extracción o no y, "más importante", si esta recomendación debe matizarse en función de las características epidemiológicas de la zona, ciudad o comunidad autónoma.

COINFECCIÓN CON EL VHC

El cuanto al virus de la hepatitis C (VHC), donde la población no diagnosticada es mucho mayor que la del VIH, plantea algunas dificultades parecidas, sin embargo, ha apostillado la doctora, el estigma asociado a la infección por VHC es menor que el del VIH y eso facilita la comunicación médico-paciente.

"Los datos publicados más recientes sobre la magnitud del problema de la coinfección en España son de 2015 e indican que la infección activa por VHC en personas con infección por VIH atendidas en hospitales españoles era del 22,1 por ciento. Estos datos, aunque recientes, no reflejan la magnitud del problema a día de hoy", ha añadido el doctor del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, Juan Berenguer.

De hecho, se sabe que la infección por el VIH influye negativamente en la progresión de la historia natural de la hepatitis C crónica, aunque los datos sobre la influencia del VHC sobre el VIH no son tan consistentes. "Algunos estudios no han encontrado pruebas de que el VHC influya negativamente en la historia natural del VIH. Sin embargo, otros han visto que el VHC se asocia con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades definitorias del sida y peor respuesta inmunológica al tratamiento antirretroviral", ha argumentado.

Además, ha añadido, se ha visto que la erradicación del VHC en los pacientes coinfectados se asocia, no sólo con una reducción de las complicaciones hepáticas relacionadas con el hígado, sino también con una disminución de la progresión del VIH de la mortalidad no relacionada con la enfermedad hepática.

"Desde enero de 2017 el uso de los antivirales de acción directa (AAD) es accesible a todas las personas coinfectadas, independientemente de la fibrosis hepática, en algunas CCAA, y se espera que se extienda al resto del país a lo largo de los próximos meses. El acceso a los AAD es el factor determinante en el descenso de la infección activa por VHC entre la población con VIH en nuestro país", ha aseverado Berenguer.

Finalmente, este experto ha comentado que la eliminación de la infección activa por VHC o su disminución a niveles insignificantes entre los individuos infectados con VIH se podrá alcanzar una vez que todos los pacientes coinfectados reciban tratamiento anti-VHC basado en AAD.