30 de enero de 2020

Crean ratones inmunes a la listeriosis desactivando un gen en las células mieloides

Crean ratones inmunes a la listeriosis desactivando un gen en las células mieloides
Listeria monocytogenes. - WIKIMEDIA COMMONS/NATHAN READING - ARCHIVO

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigación internacional, que incluye especialistas de la Universidad de ITMO (Rusia), ha descubierto, mediante un experimento en ratones, que desactivando un gen en las células mieloides conseguían que estos se volvieran inmunes a la bacteria de la listeria, responsable de la listeriosis.

Así, la investigación, publicada en 'Nature Microbiology', buscaba ahondar en el estudio del sistema inmunológico para identificar los genes y las proteínas implicadas en la respuesta a determinadas bacterias, ya que el conocimiento total del funcionamiento del sistema inmunitario continúa siendo una de las incógnitas de la biología y la genética en la actualidad.

Los científicos han llevado a cabo experimentos y estudios en ratones en los que estos poseen ciertos genes que no funcionan debido a la aplicación de una técnica de cruces selectiva. Así, llegaron a la conclusión de que, si este nuevo enfoque producía cambios en la forma en que funciona el sistema inmune de un animal, significaba que el gen tenía un efecto directo sobre la respuesta inmune.

De esta forma, encontraron que "apagando" el gen responsable de la producción de la proteína Beclin 1 o el gen que produce la proteína FIP200, los animales se volvían casi completamente inmunes a la bacteria de la listeria, causante de la enfermedad infecciosa de la listeriosis.

Esta "desconexión" no se hizo en el organismo completo, sino en las células mieloides de los ratones, esto es, un subtipo de células inmunitarias. Estas proteínas están involucradas en el proceso de fagocitosis, es decir, en la degradación de moléculas y orgánulos por parte de las células.

La bacteria de la listeria se divide dentro de la célula, según explica el coautor del estudio, Konstantin Zaitsev. "Hemos encontrado que inhabilitando los genes responsables de la Beclin 1 o la FIP200 permitía a los ratones no solo luchar contra la infección, sino también recuperarse favorablemente", ha detallado.

ESTIMULACIÓN CONTINUA DE LOS MACRÓFAGOS

Tal resultado tiene que ver con el hecho de que el sistema inmune de un ratón con genes "apagados" se activa permanentemente, a diferencia de los ratones normales, cuyos sistemas inmunes solo se activan por factores externos. De hecho, los macrófagos, un tipo de glóbulos blancos responsables del proceso de fagocitosis, se estimulan continuamente, lo que les permite actuar en cuanto la bacteria de la listeria entra en el organismo.

A priori, la edición de genes no parece tener ningún efecto negativo en la vida de estos animales, ya que estos crecen, se desarrollan, se alimentan y procrean con normalidad. No obstante, esto no significa que desactivar estos genes deje a los ratones ilesos.

Así, tal y como se muestra en los experimentos, otras infecciones como la gripe todavía afectan a los ratones del laboratorio al mismo nivel que a los ratones normales. También cabe destacar que, si bien los animales de prueba se desarrollaron casi de la misma manera que sus homólogos normales, eran vulnerables a su propio sistema inmunitario. Así, los científicos registraron signos de inflamación crónica en algunos de los órganos de los ratones.

"Un sistema inmune permanentemente activo es un arma de doble filo", ha expresado Zaitsev. "Hay mucha inflamación", ha explicado, por lo que "no es casualidad que el sistema inmunitario esté en reposo la mayor parte del tiempo".

"No queremos que reaccione a los muchos procesos que tienen lugar dentro del organismo", ha apostillado. Con todo, los investigadores han proporcionado una gran cantidad de material analítico con respecto a los efectos de las proteínas Beclin 1 y FIP200 en la respuesta inmune a los microorganismos patógenos.