5 de diciembre de 2019

COP25: Ir en bici por ciudades contaminadas: ¿dónde está el límite para nuestra salud?

COP25: Ir en bici por ciudades contaminadas: ¿dónde está el límite para nuestra salud?
Female commuter - GETTY/DIEGO CERVO - ARCHIVO

MADRID, 5 Dic. (EDIZIONES) -

El mejor transporte que hay para moverse por la ciudad es el transporte público, o bien la bici. Con la bicicleta tienes más libertad de movimiento, nunca mejor dicho, y además te diriges directamente tú solo y como quieres, a la par que haces deporte. El problema que existe muchas veces es que no todas las ciudades tienen carriles bici y se obliga a los ciclistas a ir por la carretera, a la par que los coches, motos, y autobuses.

Es el momento en el que la persona a la que le gusta desplazarse en bici puede plantearse hasta qué punto ir en bicicleta le compensa para su salud, ya que se está tragando todo el humo de los automóviles. ¿Dónde está entonces el límite para nuestra salud?, nos preguntamos en Infosalus.com aprovechando la celebración de la Cumbre del Clima (COP25) que se está celebrando en Madrid.

Con ello hay que tener en cuenta que , según el proyecto LIFE+RESPIRA, quienes circulan en bicicleta por la misma vía que los coches respiran un aire mucho más contaminado que quienes se mueven por el carril bici o por las aceras. "Un ciclista que circule a sólo un metro y medio de distancia de los automóviles respira alrededor de un 30% menos de hollín, uno de los principales contaminantes que produce el tráfico a motor", remarca este trabajo científico elaborado en 2017 entre otros por la Universidad de Navarra.

Así con todo, Raúl Bermejo Orduna, profesor colaborador del departamento de Biología Ambiental y coordinador del E&LP en el Grado en Ciencias Ambientales de la Universidad de Navarra, un experto en la materia, explica en una entrevista con Infosalus que una amplia proporción de la población mundial, cada vez más urbana, está expuesta niveles de contaminación atmosférica insalubres.

"Más del 80% de la población de la UE está expuesta a niveles superiores a los estándares establecidos por la OMS para la protección de la salud; lo que se traduce en un aumento significativo del gasto sanitario, y en la muerte prematura de cientos de miles de personas cada año. A nivel mundial hablamos de millones de fallecimientos prematuros, cada año", alerta este especialista.

En las ciudades europeas, como en las de muchos otros lugares del mundo, la principal fuente de estos contaminantes es el transporte, según recalca. Según destaca, la bicicleta permite desarrollar modelos de movilidad que, en combinación con otras políticas de mitigación, facilitan abordar de forma efectiva este problema.

En este contexto, Bermejo reconoce que surge la duda de si desplazarse en bicicleta puede afectar a nuestra salud. Para ello, resalta que todos debemos entender que este impacto no sólo depende de los niveles de contaminación a los que estamos expuestos, sino también de cuánto tiempo permanecemos expuestos a ellos, y de cuál es nuestro nivel de actividad, ya que a mayor actividad física, más elevada será nuestra frecuencia respiratoria, por lo que el volumen de aire respirado será mayor y mayor será la dosis recibida de contaminantes.

"De promedio, por los pulmones de un ciclista en actividad moderada, pasa de dos a cuatro veces el volumen de aire que respiramos como peatones", matiza el también ex investigador en el Laboratorio Integrado de Calidad Ambiental del Departamento de Química de la Universidad de Navarra.

¿QUÉ BENEFICIOS APORTA LA BICI PARA NUESTRA SALUD?

Para poder entenderlo mejor hay que comprender primero cuáles son los beneficios de la bicicleta para nuestra salud. Según señala el profesor colaborador de la Universidad de Navarra, los desplazamientos en bici, el transporte activo en general, ayuda a prevenir enfermedades crónicas, reduce los niveles de estrés, y contribuye a fomentar la sociabilidad.

"Es decir, ir en bici por la ciudad mejora la salud y el bienestar personal. Además, cada persona que prescinde de vehículos a motor y opta por este tipo de transporte está contribuyendo de forma directa a reducir las emisiones de contaminantes atmosféricos, por lo que de forma directa mejora su salud y el bienestar de su comunidad", subraya.

Eso sí, avisa de que, cuando entra en juego la contaminación, los beneficios que nos proporciona la bicicleta "exceden el impacto que tiene la contaminación atmosférica sobre nuestra salud, salvo en los casos más extremos de contaminación".

IR EN BICI POR EL CENTRO DE MADRID: SÍ O NO

Si por ejemplo somos una persona que nos movemos en bici por el centro de Madrid, famoso por sus altos niveles de contaminación, ¿hasta qué punto es bueno o malo ir en bici por estas zonas?

"En función de las condiciones del tráfico, de su naturaleza, y de las características de la ruta escogida, la exposición de un ciclista pueden ser significativamente menor que la de los peatones, pasajeros, o incluso conductores. Como ha quedado demostrado en diversos estudios en capitales europeas, la bicicleta permite reducir el tiempo de exposición al reducir el tiempo de desplazamiento", matiza.

También sostiene que puede ocurrir lo contrario, que por duración del desplazamiento, tipo de tráfico, y la cercanía a las fuentes de emisión, la exposición del ciclista sea mayor. "Pero el transporte pasivo carece de efectos beneficiosos sobre nuestra salud. Por ello, en líneas generales, hay que evitar las vías principales, y optar por vías separadas de la calzada y carriles bici, donde se reduce la exposición a los contaminantes, y se maximizan los beneficios de ir en bici", destaca el experto.

En este punto, llama la atención sobre el caso de colectivos poblacionales que pueden sufrir algún tipo de afección respiratoria, y que deben ser más cuidadosas con estos aspectos durante los eventos de alta contaminación.

En este sentido, desde el RACC sostienen que si se quieren reducir las partículas contaminantes que llegan a los pulmones por ir en bici por la ciudad siempre se puede usar una máscara anticontaminación. Según el Kings College London, las máscaras son efectivas, si incluyen filtros para subpartículas, y solo las máscaras más caras cuentan con dichos filtros.