17 de mayo de 2012

El consumo de helados aumentará este verano un 2 por ciento

El consumo de helados aumentará este verano un 2 por ciento
REUTERS

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El consumo de helados aumentó en el año 2011 un 3,1 por ciento respecto al 2010, llegando a los 304 millones de litros y, según los datos de consumo globales elaborados por la Asociación Española de Fabricantes de Helados, se prevé que este verano haya un aumento del 2 por ciento en el consumo.

Y es que, el crecimiento del mercado lleva a un consumo per cápita de casi 6,5 litros, situando a España en un rango medio de consumo en el entorno europeo. Además, estos incrementos vienen a compensar la bajada en el consumo de otros alimentos como consecuencia de la crisis.

Asimismo, la Asociación Española de Fabricantes de Helados señala que también se ha producido un aumento del helado consumido en hogares --en 2003 era de un 34 por ciento y en el año 2011 de un 41 por ciento--, aunque la mayor parte de ellos --el 59 por ciento-- se consumen en los diferentes comercios y establecimientos.

Gracias a estos aumentos en el consumo, el abanico de productos heladeros es cada vez más amplio. Incluso las nuevas tendencias en otras categorías de la alimentación, los nuevos formatos, sabores y texturas, así como los productos bajos en calorías, se ven reflejadas en los helados de las principales empresas heladeras de España y que pertenecen a la Asociación.

NUEVOS HELADOS

En cuanto a nuevos y novedosos sabores, está el ejemplo Häagen-Dazs que lanza su 'Mint Leaves & Chocolate', un helado de menta blanco con generosos trozos al cacao y trocitos de hojas verdes de menta.

Asimismo, el canal impulso y alimentación Kalise Menorquina presenta el 'Sándwich Adiction', sin azúcares añadidos y con tan sólo 87 calorías, que aparece después del éxito del 'Cono Adiction', elegido Producto del Año 2012 con el Gran Premio a la Innovación.

Y cuanto al canal hostelería, principalmente en heladerías, aparecen este verano con nuevos sabores y presentaciones originales. Por ejemplo, de las novedades de La Jijonenca destaca su 'Granel de Piruleta' con bolitas de gelatina y que viene servido con una piruleta.

También Farggi se lanza a los lineales con 'Semifreddo', una tarta helada que tiene la característica de poder consumirse a dos temperaturas: puede ser una tarta helada (-18 grados centígrados) o una tarta 'mousse' (+4 grados centígrados)

PARA INTOLERANTES A LA LACTOSA

El desarrollo y lanzamiento de productos que atienden a diferentes colectivos, como los intolerantes a la lactosa, es también un segmento de productos en el que la industria heladera está siendo pionera.

Por ejemplo, los 'Helados Estiu', interproveedor de Mercadona, ha sacado al mercado --bajo la marca Hacendado--, un helado muy cremoso de soja sin lactosa, y en tres sabores diferentes. O también un helado de yogur natural con las propiedades saludables del yogur.

Por su parte, los helados Magnum --Frigo-- incorporan cacao certificado por la ONG Rainforest Alliance. Y este año como novedad presentan 'Magnum Infinity', un helado de chocolate negro con cobertura 60 por ciento de cacao, hecho con un cacao único que, por sus propiedades especiales, alarga la sensación de placer del chocolate durante aún más tiempo.

Por otro lado, se presentan también varias novedades en los productos dirigidos a los más pequeños. Entre ellas, destaca 'Pirulo Jungly', de Helados Nestlé, un helado de vainilla con una piel con sabor a plátano que se pela.

POCO CALÓRICOS Y FUENTE DE CALCIO

Asimismo, la Asociación Española de Fabricantes de Helados recuerda que los helados constituyen una forma agradable de tomar calcio y proteínas lácteas de buena calidad nutricional, lo que es especialmente importante en niños y personas de edad avanzada.

Además, la aportación de leche que realizan los helados los convierte en alimentos muy adecuados para niños, adolescentes y personas que requieran un aporte de proteínas de alto valor biológico y calcio.

Y es que este alimento es una alternativa a valorar para completar la ingesta de este mineral en aquellas personas que por hábitos o gustos no llegan a consumir las cantidades diarias recomendadas. Igualmente, es una opción a valorar en mujeres embarazadas y en períodos de lactancia ya que son situaciones fisiológicas con mayor requerimiento de calcio.

Según el Libro Blanco de los Helados, dependiendo del grupo de edad y del tipo de producto, 100 gramos de helado de base láctea supone un aporte calórico de entre un 5 y un 12 por ciento de las cantidades diarias recomendadas de energía. Asimismo, con respecto al sorbete o helado de agua, 100 gramos de este producto no alcanza ni el 10 por ciento de las recomendaciones diarias de energía.