24 de junio de 2015

Consejos para viajar con niños en verano

Consejos para viajar con niños en verano
EUROPA PRESS

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Llevar la cartilla de vacunación y un botiquín con antisépticos y antitérmicos son algunas medidas que pueden evitar complicaciones en los viajes de verano que se realizan con niños, según ha informado la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP).

En concreto, tal y como ha explicado la pediatra del Centro de Salud Contrueces-Vega (Gijón), Belén Aguirrezabalaga González, es conveniente llevar en el botiquín gasas, tiritas, algún antiséptico, antitérmico de uso habitual. Además, si hay algún niño con una enfermedad crónica, hay que asegurarse de llevar la medicación necesaria para toda la estancia programada.

Por su parte, los niños asmáticos y alérgicos deben llevar su medicación 'de rescate' como, por ejemplo, inyección de adrenalina para las alergias o los nebulizadores. En este punto, la experta ha avisado de que la medicación para el mareo (cinetosis) debe ser usada con prudencia, previa consulta médica.

En cuanto al desplazamiento, Aguirrezabalaga González ha comentado que, además de la obligada revisión del vehículo antes de emprender el viaje, hay que revisar los asientos adecuados a la edad de cada niño y los cinturones de seguridad.

Los niños deben ocupar los asientos traseros porque son más seguros, no se les puede dejar que saquen los brazos por las ventanillas, no ocupar los asientos con objetos que puedan desplazarse durante el viaje en un inesperado frenazo y el conductor debe ser consciente de estar atento exclusivamente a la carretera y no a lo que hacen los menores.

Si un niño se marea, prosigue la especialista, hay que llevar bolsas de plástico, evitar comidas copiosas antes del viaje, ventilar bien el vehículo evitando olores fuertes y animar a que mantengan la mirada dirigida a puntos lejanos, desaconsejado uso de aparatos electrónicos.

NO OLVIDAR LA TARJETA SANITARIA

Ahora bien, si el viaje es en avión, ha aconsejado beber o masticar algo para evitar la "molesta" sensación de los oídos al despegar y aterrizar; llevar algo de bebida; estirarse cada cierto tiempo; dormir durante el viaje y no programar actividad exigentes los primeros días en el lugar de destino, especialmente cuando se produce 'jet lag'.

"Es indispensable viajar con la tarjeta sanitaria de los niños, cartilla de vacunas, y los informes médicos pertinentes en caso de enfermedad crónica. Si la estancia es en el país, es aconsejable localizar el punto de atención sanitaria mas cercano a nuestra ubicación. Se aconseja, en general, pedir información sobre los posibles convenios en términos sanitarios en el país de destino ya que puede ser útil contratar un seguro general de viajes o un seguro especial en aquellos países donde los riesgos sanitarios son importantes", ha recalcado.

Por otra parte, los viajes internacionales, debe programarse con antelación la posibilidad de que el país de destino exija un Certificado Internacional de Vacunación, con vacunas obligatorias para entrar en determinados países, especialmente los de los continentes africano, sudamericano y para el sur de Asia. Para ello hay que acudir a un Centro de Vacunación Internacional. Además, si el viaje es a un país tropical conviene analizar que tipo de enfermedades precisaran tratamiento farmacológico previo.

PRECAUCIONES DURANTE LA ESTANCIA

Finalmente, la pediatra ha recordado la importancia de evitar la exposición solar prolongada, especialmente en las horas centrales del dia, utilizar sombrilla, buscar sitios con sombra, usar ropa que cubra la piel, gafas de sol con filtros UVA/UVB y cremas solares con factor de protección, resistentes al agua y no como única medida de protección, con filtro siempre superior al 15.

"La ingesta de alimentos crudos tiene un gran riesgo de transmitir enfermedades infecciosas, así como consumir agua no envasada, o bebidas con hielo", ha señalado, para aconsejar consultar la posibilidad de usar repelentes y ropa adecuadas para evitar la picadura de mosquitos.

Finalmente, ha abundado en la importancia de tener precaución a la hora de bañarse ya que, por ejemplo, en los trópicos, las aguas pueden estar infectadas por larvas que penetran a través de la piel. Los baños de mar, en general, no implican riesgo de enfermedades transmisibles. "Sin embargo, no nos olvidemos de las picaduras de medusas, que provocan irritaciones en la piel; y de usar calzado adecuado en ciertas zonas con riesgo de picaduras de peces, y la dermatitis por algunas anémonas de mar", ha zanjado.