8 de marzo de 2019

Conoce cómo funciona el 'termómetro' de nuestro cuerpo: ¿Por qué y cómo sentimos frío?

Conoce cómo funciona el 'termómetro' de nuestro cuerpo: ¿Por qué y cómo sentimos frío?
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / KOLDUNOVA_ANNA

MADRID, 8 Mar. (EDIZIONES) -

¿Por qué tenemos frío y a veces lo sentimos tanto que llegamos a temblar o a tiritar?¿Qué sucede con la fiebre si en realidad nuestra temperatura corporal es alta? ¿Por qué hay personas más frioleras que otras, o que afrontan mejor las temperaturas extremas?

El caso es que la temperatura corporal media del ser humano oscila entre los 36,3ºC y los 37,1ºC, y el hipotálamo, situado en el cerebro, es el encargado, mediante sus conexiones con el resto del organismo, de controlar dicho intervalo de temperatura.

"La temperatura corporal está controlada a nivel cerebral por el hipotálamo. Este control lo realiza a través de dos estructuras: el núcleo preóptico y el núcleo posterior. Siendo el primero de ellos el que actúa como un 'termotasto', mediante el control de una serie de neuronas con especial sensibilidad a la temperatura", explica en una entrevista con Infosalus el vocal de la Sociedad Española de Neurología, el doctor Juan Carlos Portilla.

Así, remarca que la sensación de frío es subjetiva, por tanto "variable de una persona a otra". Según precisa, ésta depende tanto de factores personales (el lugar en el que viva esa persona y las temperaturas que suelen darse en él), como de los propios efectos del clima, tales como el viento, o la humedad, por ejemplo.

"En líneas generales, se considera que existe frío en el ambiente cuando la temperatura para los países cálidos desciende de los 10ºC", puntualiza el también especialista y coordinador de la Unidad de Ictus del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres.

Con ello, indica que el proceso es el siguiente: "El hipotálamo recibe información de la temperatura externa a través de comunicaciones nerviosas sensitivas que lo conectan con la piel. Dependiendo de la temperatura ambiente, el hipotálamo pone en marcha una serie de respuestas físicas para mantener una temperatura interna adecuada. El objetivo de estos mecanismos es evitar la pérdida de calor corporal".


demás, el doctor Portilla enumera cuáles son las principales respuestas que provoca un ambiente frío en nuestro organismo:

.- A nivel de la circulación de los vasos de la piel provoca una vasoconstricción, consiguiendo un menor aporte de sangre a la piel.

.- Contracciones musculares involuntarias, con el objetivo de consumir energía y producir calor. Cuando estas contracciones son muy abundantes e intensas provocan las llamadas 'tiritonas'.

.- Piloerección por la contracción de músculos que se asocian a la base del pelo, provocando lo que llamamos 'piel de gallina'. Este mecanismo lo que busca es evitar la pérdida de calor corporal al atrapar una capa de aire debajo del pelo. Es un mecanismo más desarrollado en algunos animales, y no tanto en el ser humano.

.- Producción de varias hormonas, entre ellas las tiroideas, para aumentar el metabolismo.

En este contexto, el neurólogo destaca que la hipotermia hace referencia al descenso de la temperatura del cuerpo por debajo de lo normal. "Aunque puede estar provocada por enfermedades que afecten directamente al hipotálamo (nuestro termostato), lo más habitual es que ocurra en relación a la temperatura externa. Esto suele suceder cuando fallan los mecanismos de compensación generados por el hipotálamo, fundamentalmente porque la exposición al frío no cesa durante un período prolongado de tiempo", indica.

Por tanto, según resalta el vocal de la Sociedad Española de Neurología, la sensación de frío estaría condicionada por la respuesta que nuestro organismo pone en marcha para mantener nuestra temperatura corporal, iniciado por el hipotálamo, cuando la temperatura ambiente es fría, y la hipotermia tiene lugar cuando la temperatura corporal desciende por debajo de la temperatura normal, por el fracaso de esos mecanismos de compensación.

En cambio, menciona que cuando tenemos fiebre se produce hipertermia. Ésta, según puntualiza el neurólogo, tiene lugar frecuentemente por un proceso infeccioso, ya que se producen unas sustancias, denominadas 'pirógenos', que aumentan la temperatura corporal y estimulan al hipotálamo, poniendo en marcha los mecanismos para evitar la pérdida de calor corporal, independientemente de la temperatura externa. "Es decir se ponen en marcha los mismos mecanismos, pero por un motivo distinto", añade.

Sobre por qué muchas veces sentimos dolor cuando hay frío, el experto de la Sociedad Española de Neurología indica que el sentir dolor con el frío no es un síntoma habitual, viene motivado por el mantenimiento de la respuesta vasoconstrictora y estimulación nerviosa a nivel de la piel, que busca evitar la pérdida de calor.