18 de febrero de 2019

Conducir bajo los efectos de los opioides eleva el riesgo de accidentes de coche

Conducir bajo los efectos de los opioides eleva el riesgo de accidentes de coche
GETTY/STARSSTUDIO - ARCHIVO

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Conducir con opioides recetados desempeña un papel cada vez más importante en los accidentes automovilísticos fatales, independientemente del consumo de alcohol y las características demográficas, según concluye un estudio realizado en la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en Nueva York, Estados Unidos, y publicado en la edición digital de 'JAMA Network Open'.

"En los últimos años ha aumentado la preocupación por la conducción con drogas debido en parte al aumento de la permisibilidad y la disponibilidad de marihuana y al consumo excesivo de opioides recetados", apunta el autor principal, Guohua Li, profesor de Epidemiología en la Escuela Mailman de Columbia. "Sin embargo, pocos estudios epidemiológicos han evaluado el papel causal de los opioides recetados en accidentes automovilísticos fatales", añade.

Los investigadores estudiaron a 18.321 pares de conductores involucrados en 18.321 accidentes fatales de dos vehículos registrados entre 1993 y 2016 en el Sistema de Informes de Análisis de Letalidad, un conjunto de datos sobre todos los accidentes automovilísticos que ocurrieron en carreteras públicas en Estados Unidos y que dieron como resultado al menos un fallecido dentro de los 30 días tras el accidente. Cada par de conductores incluía un iniciador cuyas acciones o errores llevaron al choque fatal y un no iniciador involucrado en el mismo choque.

"Este análisis de pares emparejados proporciona evidencia convincente de que el uso de opioides recetados por los conductores es un factor importante que contribuye a los choques fatales de dos vehículos", señala Li, quien también es director fundador del Centro para la Epidemiología y Prevención de Lesiones en Columbia.

PROBLEMAS PARA MANTENERSE EN SU CARRIL, EL PRINCIPAL ERROR

El error de conducción más común que condujo a choques fatales de dos vehículos fue el fallo a la hora de mantenerse en el carril (41 por ciento), seguido por el error de no ceder el paso (25 por ciento) y el exceso de velocidad (17 por ciento). Errar a la hora de mantenerse en el carril representó la mayoría (55 por ciento) de los errores cometidos por los conductores que dieron positivo por opioides recetados. El estado de alerta reducido y la capacidad de seguimiento de los carriles se encuentran entre los efectos secundarios de los opioides recetados.

La prevalencia de opioides recetados detectados para los años estudiados aumentó de 2 a 7 por ciento entre los iniciadores del choque y de 0.9 a 4.6 por ciento entre los no iniciadores. Los provocadores del choque también tuvieron más probabilidades de dar positivo por alcohol (29 por ciento) que los no iniciadores (10 por ciento).

"Después de realizar ajustes en función de las características demográficas y el historial de manejo, descubrimos que el uso de opioides recetados duplica el riesgo de un accidente fatal en el arranque de dos vehículos, independientemente del nivel de alcohol en la sangre --afirma el coautor del estudio, Stanford Chihuri--. Es importante que los médicos tengan en cuenta el efecto adverso de estos medicamentos en la seguridad al conducir cuando asesoran a los pacientes sobre los riesgos de los opioides".