31 de julio de 2014

La Comunidad contará con una consulta de "alta resolución" para tratar a pacientes diabéticos

La Comunidad contará con una consulta de "alta resolución" para tratar a pacientes diabéticos
EUROPA PRESS

MÉRIDA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La comunidad autónoma de Extremadura contará con una consulta de "alta resolución" para tratar a pacientes diabéticos, de tal forma que se aglutinen en una sola visita todas las consultas a las que tienen que acudir las personas afectadas con esta enfermedad en la región.

La medida está enmarcada dentro del Plan Integral de Diabetes de Extremadura (Pidia) que ha sido presentado conjuntamente este jueves, en rueda de prensa, por el consejero de Salud y Política Sociosanitaria, Luis Alfonso Hernández Carrón y el director general de Planificación, Calidad y Consumo, Manuel Granado.

En cuanto al procedimiento, antes de poner en marcha esta consulta, se realizará una prueba piloto con pacientes insulinodependientes tipo 1, es decir con niños y adolescentes, en alguno de los centros sanitarios extremeños que aun está por definir, según ha indicado el consejero de Salud.

Pasado el periodo de prueba y en función de la "operatividad" de la consulta "se irá ampliando al resto de diabéticos y también al resto de centros sanitarios extremeños", ha destacado Carrón.

TRES ÁREAS DE ACTUACIÓN

Junto a esta medida, el Pidia abarcará tres áreas de actuación e incluirá un total de 12 objetivos y 71 líneas de intervención que irán desde el fomento de una alimentación saludable y la práctica deportiva, hasta una atención sanitaria destinada a frenar la incidencia de la diabetes entre la población extremeña.

En este sentido, el consejero de Salud ha destacado que también se pondrá en marcha, dentro del plan, una campaña para la detección precoz de la enfermedad en las oficinas de farmacias de la región y que constará de una encuesta voluntaria a los pacientes sobre los factores de riesgo que prevalecen en la sociedad extremeña.

Otra de las novedades, a la que también ha hecho referencia el consejero ha sido la puesta en marcha de un estudio de "necesidad y viabilidad" de atención al diabético en el modelo asistencial del Hospital de día.

En este sentido, el centro estará dirigido a pacientes que, bajo la supervisión del especialista, necesitan recibir tratamiento o atención continuada, pero que no requieren internamiento hospitalario.

El Hospital de día, según ha explicado Carrón, estaría ubicado en el mismo módulo que las consultas de endocrinología y será concebido también "como un dispositivo de alta resolución".

"PARADIGMA" DE LAS ENFERMEDADES CRÓNICAS

Por su parte, el director general de Planificación, Calidad y Consumo ha valorado positivamente la puesta en marcha del plan de la diabetes porque aborda una enfermedad que es "el paradigma" de las enfermedades crónicas y una de las enfermedad "más invalidantes" que existe.

En este sentido, ha desgranado las tres áreas de actuación "claves" que tendrá el Pidia y que incluye como primer apartado la promoción de la vida saludable y prevención de la diabetes y que a juicio de Manuel Granados, "es la más importante de todas las áreas porque se establecerán estrategias que abordarán todas las etapas de la vida".

Dentro de este área se incluirán actuaciones dirigidas tanto al paciente diagnosticado de diabetes como a toda la sociedad extremeña en conjunto, tales como el fomento de la actividad física a través de rutas senderistas, campañas de concienciación en los medios de comunicación o del fomento de la lactancia, así como el desarrollo de protocolos en los criterios de alimentación en los centros del Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad).

Igualmente, se fomentarán los hábitos de vida saludable entre la población más joven, para lo cual, con la colaboración de la Consejería de Educación, se llevarán a cabo campañas y programas de recomendaciones en los comedores escolares de los colegios.

Asimismo, ha indicado, este tipo de programa se trasladará también al ámbito laboral, con el objetivo de "erradicar" la "cultura del bocadillo" como comida principal del día.

Por último, y dentro de la estrategia de vida saludable, Manuel Granado ha destacado el papel de la "enfermera educadora diabetológica", especialistas que desarrollan una capacitación lo "suficientemente" docente para aportar información a los pacientes diabéticos. "Actualmente, hay un programa piloto en el área de salud de Mérida que se extenderá a toda Extremadura".

La segunda área de intervención del Pida, ha explicado, abordará la atención sanitaria a las personas con diabetes con medidas como la publicación de una guía práctica asistencia común, la dotación en los centros sanitarios de los recursos materiales necesarios para el diagnóstico de la diabetes o el desarrollo de bombas de insulina.

Asimismo, se dotará a los centros de retinógrafos digitales que enviarán los resultados de las pruebas de forma telemática al especialista.

Dentro de este área, ha aclarado, se incluyen también los Hospitales de día y se realizarán convenios con podólogos para que a través del estudio del pie puedan diagnosticar un caso de diabetes.

Por último, el tercer punto desde cual el Pidia actuará frente a la diabetes analiza los instrumentos de apoyo y seguimiento de la enfermedad a través de las nuevas tecnologías.

En este punto, el director general de Planificación, Calidad y Consumo ha hecho hincapié en la figura del "paciente experto" que explicará la enfermedad desde su experiencia personal, al resto de pacientes "para motivarlos".

INCIDENCIA DE LA DIABETES EN EXTREMADURA

La prevalencia de la diabetes entre la población extremeña, según ha apuntado el consejero de Salud, se sitúa en el 13,7 por ciento, de esta cifra, un 3,1 por ciento todavía no ha sido diagnosticada.

Entre los factores de riesgos que intervienen en el desarrollo de la enfermedad, Carrón ha destacado la obesidad, la vida sedentaria o los malos hábitos alimentarios, entre otros.

Respecto a la incidencia de la enfermedad en la región y a modo reflexivo, Manuel Granados ha indicado que las medidas incluidas en el plan de diabetes y el fomento de la asistencia sanitaria no sirven, si el paciente diabético no se mentaliza de que el "éxito" está en "la prevención y el autocuidado".