13 de diciembre de 2017

CNIC coordinará un proyecto sobre cómo se deja de desarrollar células cardíacas tras una lesión

CNIC coordinará un proyecto sobre cómo se deja de desarrollar células cardíacas tras una lesión
CEDIDA POR RAFAEL IBARRA PÉREZ

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC), ha sido seleccionado por la Fundación Leducq para recibir una financiación de más de 5 millones de euros(6.000.000 dólares) durante cinco años, para desarrollar un proyecto que examina cómo y porqué se pierde la capacidad de desarrollar nuevas células cardíacas y reparar el corazón después de una lesión aguda con el crecimiento .

De igual modo, el proyecto 'Regulación redox de renovación de cardiomiocitos' se iniciará el próximo 1 de enero de 2018 y los días 28 y 29 de ese mismo mes tendrá lugar la reunión de lanzamiento.

Además, está coordinado por el doctor Miguel Torres, del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC), y el doctor Hesham A. Sadek, del Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern-Dallas, (EEUU), así como se enmarca en los seleccionados por el Programa de Redes Transatlánticas.

Este programa financia a equipos de científicos que colaboran en la investigación de enfermedades cardiovasculares y neurovasculares. Desde 2017, la Fundación ha apoyado a 57 redes, que representan a más de 400 investigadores en 130 instituciones en 21 países.

SOBRE EL PROYECTO

Ante una lesión de corazón, animales como peces o anfibios son capaces de regenerar el músculo cardíaco, produciendo nuevas células a partir de las células cardíacas no lesionadas. Sin embargo, los mamíferos adultos, incluidos los humanos, carecen de esta capacidad regenerativa y ante una lesión en el corazón desarrollan insuficiencia cardíaca.

No obstante, se ha demostrado que los mamíferos recién nacidos sí tienen la capacidad de desarrollar nuevas células cardíacas y reparar el corazón después de una lesión aguda, aunque la pierden poco después del nacimiento.

Por ello, el proyecto estudiará cómo y porqué se pierde dicha capacidad con el crecimiento y si es posible reactivarla en corazones adultos para promover su reparación tras una lesión.

En concreto, los investigadores se centrarán en el estudio de los cambios en las condiciones ambientales del corazón del recién nacido y en cómo éstas conducen a la pérdida de la capacidad regenerativa del corazón al poco tiempo del nacimiento.

Los mismos "creen" que estas señales surgen de un cambio en el entorno químico del corazón, como resultado de los cambios metabólicos en el recién nacido. También explorará el uso del dicho conocimiento creado para mejorar la función del corazón en pacientes con fallo cardíaco.