19 de octubre de 2009

CMancha.-El Hospital General de Ciudad Real realiza una intervención para corregir una anomalía del corazón

CIUDAD REAL, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Hemodinámica del Hospital General de Ciudad Real, dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha realizado recientemente y por primera vez una novedosa intervención destinada a corregir una anomalía del corazón --el denominado foramen oval permeable--, que puede llegar a provocar infartos cerebrales.

El foramen oval es una apertura natural que permite, durante la vida fetal, el paso de la sangre oxigenada de la aurícula derecha a la izquierda, evitando de este modo su entrada en los pulmones. Con los cambios en la circulación que se producen en el momento del nacimiento, el aumento de la presión en la aurícula izquierda favorece el cierre progresivo de esta apertura, según informó la Junta en nota de prensa.

En el 70 por ciento de la población, la comunicación entre las dos aurículas se cierra a las pocas semanas del nacimiento, mientras que en el 30 por ciento restante no llega a producirse ese cierre. En la mayoría de los casos, esta anomalía no produce ningún síntoma y se descubre de manera causal al hacer un ecocardiograma, muchas veces por otra causa.

En el caso de producirse síntomas, las principales patologías asociadas a la presencia del foramen oval permeable son, entre otros, los accidentes cerebrovasculares. Este es el caso del paciente al que se realizó esta intervención en el Hospital General de Ciudad Real: un joven de 35 años que ingresó con un ictus cerebral que no se justificaba si no era por el paso de sangre a través de ese foramen oval.

La intervención consiste en la implantación por vía venosa de un dispositivo que permite el cierre de la comunicación entre las dos aurículas. Este dispositivo oclusor es una especie de doble disco que, a través de unas vainas, se coloca en la zona que une las dos partes del corazón, sellándola para evitar que la sangre pase entre las dos aurículas.

SERVICIO DE HEMODINÁMICA

La Unidad de Hemodinámica del Hospital General de Ciudad Real comenzó a funcionar coincidiendo con la puesta en marcha de este centro sanitario. Su actividad se centra en el diagnóstico coronario, valvular y congénito mediante la técnica del cateterismo bajo control radiológico, que permite obtener información precisa sobre el funcionamiento del corazón y el estado de las arterias para detectar la existencia de obstrucciones, su localización o la severidad de las lesiones con objeto de realizar el tratamiento más oportuno.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha dotado a este servicio del equipamiento más avanzado como una mesa de exploración, un equipo intensificador de rayos, un sistema de poligrafía computerizada para monitorización de constantes y registro de presiones, un sistema de registro digital de imágenes para realizar técnicas diagnósticas e intervencionistas, inyectores de contrastes y diverso material específico como catéteres, balones de dilatación y stent.

La plantilla de la unidad de Hemodinámica del Hospital General de Ciudad Real está compuesta por tres facultativos, tres enfermeras, tres auxiliares de enfermería, un auxiliar administrativo y un celador.