7 de abril de 2020

Un científico propone ensayos clínicos con dosis bajas de rapamicina para proteger a los ancianos

Un científico propone ensayos clínicos con dosis bajas de rapamicina para proteger a los ancianos
Personal del ayuntamiento desinfecta la zona del centro de personas mayores Joaquín Rosillo de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), donde la Junta de Andalucía ha confirmado 79 casos de coronavirus Covid-19 y la muerte de 24 de los ancianos contagiados. - MARÍA JOSÉ LÓPEZ - EUROPA PRESS

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

Alex Zhavoronkov, científico jefe de la Fundación de Investigación de Biogerontología y director general de una empresa de inteligencia artificial, Insilico Medicine, ha propuesto una estrategia para volver a utilizar los conocidos geroprotectores como la rapamicina, el ribósido de nicotinamida, el mononucleótido de nicotinamida, la metformina y otros medicamentos con el conocido perfil de seguridad para la prevención de la infección por SARS-CoV-2 en ancianos.

El científico analizó los estudios clínicos previos de everolimus (RAD001) en ancianos sanos y las pruebas previas que mostraban los efectos paradójicos de inmunopotenciación de la rapamicina y propuso ensayos clínicos adicionales para estas moléculas en la población de ancianos sanos.

Además, ha instado al uso de relojes de envejecimiento profundo baratos y mínimamente invasivos para rastrear la eficacia de estas intervenciones geroprotectoras preventivas y para estratificar a los pacientes según la gravedad prevista de Covid-19.

"Estamos siguiendo varias estrategias para el descubrimiento de fármacos y su reutilización utilizando los últimos avances en inteligencia artificial integrados en nuestra plataforma de descubrimiento probada en la batalla. Sin embargo, está claro que el Covid-19 es una enfermedad gerófila y gerolávica. Es más severa y letal en los ancianos", detalla Zhavoronkov.

"La mayoría de las empresas e instituciones se apresuran a crear vacunas o medicamentos que se dirigen directamente al coronavirus. Pero estas intervenciones no ofrecerán una protección completa. Vemos que los niños y los muy jóvenes no tienen síntomas graves. Los geroprotectores pueden ayudar a mejorar las probabilidades de los ancianos", apunta otro de los investigadores, Dmitry Kaminskiy.

Para leer más