11 de febrero de 2011

Cerca de 60 españolas nacen cada año con Síndrome de Turner

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 60 españolas nacen cada año con Síndrome de Turner, una alteración genética, que se define por la pérdida total o parcial de material en el cromosoma X, se produce en uno de cada 2.500 recién nacidas mujeres, lo que se caracteriza por la baja talla y por un fallo ovárico que conlleva la falta de desarrollo en la pubertad.

"Si no reciben tratamiento, estas niñas miden 20 centímetros menos de lo normal", señala el presidente de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica (SEEP), Juan Pedro López Siguero. Por ello, resalta la importancia del diagnóstico precoz a la hora de tratarlo.

"Durante la infancia, el crecimiento es el principal problema y tratar a la niña con hormona del crecimiento antes de los seis años significa poder alcanzar resultados satisfactorios", concreta el experto.

Para conocer más sobre los signos de este síndrome y el tratamiento para cada uno de ellos, resolver las dudas y ayudar a interpretar con corrección los problemas que puedan surgir, López Siguero ha presentado, el colaboración con la SEEP y Novo Nordisk, el libro 'Preguntas y Respuestas sobre el Síndrome de Turner'.

Esta obra aborda a lo largo de 14 capítulos todas las cuestiones relacionadas con el trastorno, desde el diagnóstico, la genética o el tratamiento hasta aspectos más psicológicos y sociales. "En el capítulo de Psicología, se ha hecho especial hincapié en lo social, ya que con frecuencia el aspecto físico condiciona su capacidad de relacionarse socialmente, y hemos incluido el testimonio de una mujer con este trastorno", añade el coordinador de la obra.

El libro no sólo está dirigido a los pacientes, sino también a los profesionales sanitarios no especializados, médicos de familia y pediatras, para facilitarles que puedan detectar los a veces tan sutiles signos de este síndrome.

Según explica López Siguero la publicación estará disponible en formato digital en la página de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica (www.seep.es) y se distribuirá a través de las Asociación CRECER y en los servicios de Endocrinología Pediátrica de los hospitales.

INFORMACIÓN RIGUROSA PARA LAS FAMILIAS

"Es muy importante que las afectadas y sus familias dispongan de información rigurosa, pero con un contenido cálido y esperanzador, para que puedan ir solucionando los problemas que les van a ir surgiendo", indica su autor.

Según aseguran expertos en el libro, con un seguimiento óptimo por parte del endocrino pediatra durante la infancia, así como en la edad adulta, la niña con Turner puede llevar una vida normalizada.