9 de mayo de 2019

Cerca de 52 millones de personas sufren desnutrición crónica en Oriente Próximo y el norte de África

Cerca de 52 millones de personas sufren desnutrición crónica en Oriente Próximo y el norte de África
MARKUS BOENING/MSF / MARKUS BOENING

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 52 millones de personas residentes en Oriente Próximo y el norte de África sufren desnutrición crónica, según un informe publicado este miércoles por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El organismo, ha detallado que cerca de dos tercios de estas personas --aproximadamente 34 millones-- viven en países sacudidos por el conflicto, siendo la guerra el principal factor del hambre en la región.

Asimismo, ha indicado que un 21,1 por ciento de niños menores de cinco años están afectados por retraso en el crecimiento, con una baja estatura para su edad, mientras que el 8,7 por ciento de los menores de cinco años sufre emaciación.

"Los conflictos y la inestabilidad civil provocan efectos de larga duración en la seguridad alimentaria, tanto de los países directamente afectados como en sus vecinos", ha sostenido el director general adjunto de la FAO y representante para Oriente Medio y norte de África, Abdessalam Ould Ahmed.

"El impacto del conflicto ha estado alterando la producción de alimentos y el ganado en algunos países, afectando de esta forma la disponibilidad de comida en la región", ha agregado.

Ould Ahmed ha apuntado además que "el aumento del hambre es también provocado por el rápido crecimiento de la población, la escasez y fragilidad de los recursos naturales, la amenaza creciente del cambio climático, el aumento del desempleo y la reducción de los servicios e infraestructuras rurales".

"Los países que no están en conflicto y que han ido más lejos en la transformación de las zonas rurales de forma sostenible, incluida una mejor gestión de los recursos hídricos, han logrado mejores resultados de seguridad alimentaria y nutrición que aquellos en conflicto o con niveles más bajos de transformación rural", ha destacado.

En este sentido, el informe hace hincapié en la necesidad de aumentar los esfuerzos para fomentar el empleo rural, estimular el crecimiento en esas áreas, disminuir las brechas entre zonas urbanas y rurales, y mejorar la productividad agrícola y las infraestructuras y servicios rurales.

Por último, el documento apunta a una transformación agrícula sostenible, mientras que Ould Ahmed ha destacado que la región "tiene un gran potencial en la producción de cultivos y productos pecuarios que son menos intensivos en tierras cultivables y en agua y más intensivos en mano de obra".

Los países incluidos en las regiones abarcadas por el informe son Arabia Saudí, Argelia, Bahréin, Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Irán, Irak, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Mauritania, Marruecos, Omán, Palestina, Qatar, Siria, Sudán, Túnez y Yemen.

Contador

Lo más leído