22 de marzo de 2019

Cerca de un 13% de los pacientes diabéticos desarrollan un edema macular

Cerca de un 13% de los pacientes diabéticos desarrollan un edema macular
FLICKR / ORLANDO SRENSEN - ARCHIVO

PAMPLONA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El edema macular diabético representa la primera causa de pérdida visual en los pacientes con diabetes mellitus. Algunos estudios de científicos cifran la incidencia de esta enfermedad en más de un 13% en pacientes con diabetes tipo 1 y por encima del 12% en pacientes con diabetes tipo 2, según ha informado la Clínica Universidad de Navarra.

El edema macular consiste en la inflamación y el acúmulo de líquido en la mácula, la parte del ojo responsable de la visión central y la visión fina, de los detalles, la que permite la lectura o el reconocimiento de caras. Se produce cuando los vasos sanguíneos de la retina tienen escapes de fluido.

Actualmente, el tratamiento estándar de esta enfermedad consiste en la inyección de determinados fármacos en el ojo afectado. "Aunque es cierto que los fármacos suponen un cambio notable en la evolución de estos pacientes, mejorando su estado, existen todavía necesidades no cubiertas con estos tratamientos", advierte el doctor Alfredo García Layana, especialista en Oftalmología de la Clínica Universidad de Navarra. "Parece ser que, en muchos pacientes, hay un nivel máximo de mejora e, incluso, hay otros que son refractarios al tratamiento", apunta.

Con tal motivo, un equipo de la Clínica Universidad de Navarra ha iniciado un ensayo clínico multicéntrico para probar la eficacia de un nuevo tratamiento, que se desarrolla al mismo tiempo en 240 centros de Estados Unidos y Europa. La Clínica participa en el estudio de esta nueva molécula "que es útil para pacientes diabéticos con edema macular, una de las principales causas de baja visión y ceguera en nuestro país", estima el especialista.

DATOS ESPERANZADORES

Estudios previos de esta nueva molécula "han ofrecido datos esperanzadores de que este nuevo tratamiento pueda ser algo mejor de lo que teníamos hasta la fecha". Y esto es lo que busca demostrar este estudio: evaluar la eficacia, seguridad, farmacocinética y frecuencia de administración óptima de esta molécula administrada en inyección intravítrea (IVT) a intervalos de 8 semanas.

El ensayo clínico va dirigido a pacientes con edema macular diabético que no han recibido previamente inhibidores del factor de crecimiento endotelial vascular (terapia anti-VEGF) para tratar el ojo en estudio. También entrarían dentro de los criterios de admisión aquellos pacientes cuyo ojo en estudio ha sido tratado previamente con anti-VEGF, siempre que el último tratamiento se haya administrado como mínimo 3 meses antes de la visita del día 1 (en la que se administrará la primera dosis del tratamiento del estudio). Los investigadores encargados del estudio son oftalmólogos especialistas en retina.