27 de mayo de 2016

¿Por qué las células mutan y dan lugar a tumores agresivos?

¿Por qué las células mutan y dan lugar a tumores agresivos?
FLICKR/YALE ROSEN

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Instituto de Investigación Scripps de La Jolla, en California (Estados Unidos), han cogido una mutación genética causante de cáncer en el acto y han observado que está presente en varios cánceres humanos, incluyendo la leucemia, los gliomas y el melanoma, y promueve el crecimiento de tumores agresivos.

"Hemos encontrado el mecanismo a través del cual esta mutación conduce a una codificación del genoma", afirma el profesor asociado de TSRI Eros Lazzerini Denchi, quien co-dirigió el estudio con Agnel Sfeir, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York (NYU, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos. "Ahí es cuando se producen tumores muy grandes", añade este investigador, cuyo trabajo se publica este jueves en 'Cell'.

La investigación también sugiere una posible manera de matar este tipo de tumores centrándose en una importante enzima. Los autores estudiaron las mutaciones en un gen que codifica la proteína POT1, que normalmente forma una tapa protectora alrededor de los extremos de los cromosomas (llamados telómeros), evitando que la maquinaria de la célula dañe el ADN por error y cause nocivas mutaciones.

POT1 es tan crítica que las células sin POT1 funcional preferirían morir antes de que se produzcan mutaciones POT1. El estrés en estas células conduce a la activación de una enzima, llamada ATR, que desencadena la muerte celular programada. Con este conocimiento, los científicos en los últimos años se sorprendieron al encontrar mutaciones recurrentes que afectan a POT1 en varios cánceres humanos, como la leucemia y el melanoma.

"De alguna manera, esas células encuentran una manera de sobrevivir y prosperar --apunta Lazzerini Denchi--. Pensamos que si pudiéramos entender cómo sucede, tal vez podríamos encontrar una forma de mata a esas células". Utilizando un modelo de ratón, los investigadores encontraron que las mutaciones en POT1 llevan al cáncer cuando se combinan con una mutación en un gen llamado p53.

LOS INVESTIGADORES IDEAN ESTRATEGIAS TERAPÉUTICAS

"Las células ya no tienen el mecanismo para morir y los ratones desarrollan linfomas tímicos muy agresivos", afirma Lazzerini Denchi. P53, un conocido gen supresor de tumores, es un astuto cómplice, pero cuando está mutado, anula la respuesta protectora de muerte celular iniciada por ATR. Entonces, sin que POT1 forme una tapa de protección, los cromosomas se funden juntos y se reordena el ADN, llevando a la acumulación de incluso más mutaciones. Estas células mutantes proliferan y se convierten en tumores agresivos.

Los hallazgos llevaron al equipo a considerar una nueva estrategia para matar estos tumores. Los científicos saben que todas las células --incluso las células cancerosas-- morirán si no tienen ATR. Dado que los tumores con POT1 mutante ya tienen bajos niveles de ATR, los investigadores piensan que un medicamento que destruya al ATR restante podría matar los tumores sin afectar a las células sanas.

"Este estudio muestra que al examinar cuestiones biológicas básicas potencialmente podemos encontrar nuevas formas de tratar el cáncer", afirma Lazzerini Denchi. Los investigadores planean ahora investigar este nuevo enfoque terapéutico en trabajos futuros.