1 de abril de 2016

¿Por qué las células madre neurales son vulnerables al zika?

¿Por qué las células madre neurales son vulnerables al zika?
CAMERON P. SIMMONS

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La supuesta atracción del virus Zika por las células madre neurales humanas puede venir de su capacidad para secuestrar una proteína que se encuentra en la superficie de estas células, usándola como una entrada para infectar. Investigadores de la Universidad de California, en San Francisco, Estados Unidos, muestran en un artículo que se publica este miércoles en 'Cell Stem Cell' que el receptor de la superficie AXL, normalmente relacionado con la división celular, es muy abundante en la superficie de las células madre neurales, pero no en las neuronas en el cerebro en desarrollo.

Las células madre neurales que expresan AXL sólo están presentes durante el segundo trimestre del embarazo y estas células, llamadas células gliales radiales, dan lugar a la variedad de tipos de células (por ejemplo, neuronas y astrocitos) que ayudan a construir la corteza cerebral, pero los científicos también encontraron que AXL lo expresan las células madre de la retina. La interrupción de esta gama de células es consistente con los múltiples síntomas asociados con la infección de Zika en el feto en desarrollo, incluyendo la microcefalia, un cerebro carente de pliegues, y lesiones oculares.

"Aunque no es una explicación completa, creemos que la expresión de AXL por estos tipos de células es una clave importante para la forma en la que el virus Zika es capaz de producir casos devastadores de microcefalia y encaja muy bien con la evidencia disponible", dice el autor principal del estudio, Arnold Kriegstein, director de 'Eli y Edythe Broad Center of Regeneration Medicine and Stem Cell Research', en Los Ángeles, Estados Unidos.

"AXL no es el único receptor que se ha relacionado con la infección por Zika, así que lo próximo es pasar de la 'culpabilidad por asociación' y demostrar que el bloqueo de este receptor específico puede prevenir la infección", añade.

El laboratorio de Kriegstein está interesando desde hace tiempo en el desarrollo del cerebro. Cuando estalló el brote de Zika, los investigadores Tomasz Nowakowski y Alex Pollen se dieron cuenta a partir de estudios previos que los virus similares a Zika --como el virus del dengue-- parecen utilizar AXL como punto de entrada a la infección.

A continuación, emplearon análisis de la expresión génica (secuenciación de ARN de una sola célula) para buscar la presencia de AXL en diferentes tipos de células en el cerebro del ratón, de hurón, organoides cerebrales derivados de células madre humanas y el tejido cerebral en desarrollo en los seres humanos, mostrando todos ellos expresión de AXL por las células gliales radiales.

EL VIRUS PODRÍA MOVERSE POR LA BARRERA PLACENTARIA

Entonces, los investigadores utilizaron rastreadores de anticuerpos (inmunohistoquímica) en los tejidos en desarrollo y los organoides para averiguar dónde era más probable que se encontrara el receptor AXL en las células madre neurales. De esta forma, encontraron agregados de AXL hacia áreas en las que los progenitores neurales entran en contacto con fluido cerebroespinal o vasos sanguíneos. Esta posición única daría al virus Zika una manera fácil de llegar a una población vulnerable de células del huésped.

"Todavía no entendemos por qué Zika, concretamente, es tan virulento para el cerebro en desarrollo --reconoce Kriegstein--. Podría ser que el virus se desplaza más fácilmente a través de la barrera placentaria y fetal o que el virus entra en las células más fácilmente que las infecciones relacionadas".

A la espera de confirmar que Zika está utilizando AXL para entrar en las células madre neurales, el equipo de Kriegstein está interesado en explorar si el receptor podría explotarse para fines terapéuticos. Dado que la proteína es importante para la proliferación de células madre neuronales, es poco probable que el bloqueo de AXL sea una opción para el cerebro fetal, pero es posible que haya una manera de tratar a las mujeres en situación de riesgo con un inhibidor de AXL para detener la entrada de Zika en el feto en desarrollo en primer lugar.