17 de mayo de 2019

Las células beta productoras de insulina pueden cambiar la función en la diabetes

Las células beta productoras de insulina pueden cambiar la función en la diabetes
GETTY - ARCHIVO

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

Las células beta productoras de insulina pueden cambiar su función en la diabetes, y este cambio puede ser reversible, según una investigación dirigida por la Universidad de Exeter (Reino Unido) y que ha sido publicada en el 'Human Molecular Genetics'.

En concreto, el equipo encontró que el sistema de mensajería de ARN que le dice a las proteínas cómo comportarse en las células es diferente en la diabetes. Los cambios conducen a que algunas de las células beta ya no produzcan insulina que regula el azúcar en la sangre, y en su lugar producen somatostatina, que puede bloquear la secreción de otras hormonas importantes, incluida la insulina en sí.

El equipo examinó lo que sucede con las células beta humanas cuando se las expone a un entorno que reproduce una diabetes tipo 2, descubriendo por primera vez que una proporción de las células ya no son células beta que producen insulina. En realidad, habían comenzado a producir una hormona diferente llamada somatostatina, característica de una célula delta.

El equipo analizó el tejido del páncreas post mortem de personas con diabetes tipo 1 o tipo 2. Esto reveló que tienen más células delta de lo que deberían, lo que sugiere que la diabetes podría estar causando que algunas de las células beta se conviertan en células delta en las personas y en las células del laboratorio.

En el siguiente paso, el equipo investigó por qué las células podrían cambiar de las células beta a las células delta, al observar la regulación de los genes. Observaron las diferencias en los genes que toman la decisión sobre qué tipo de mensaje de ARN se crea, lo que ayuda a las células a lidiar con su entorno.

Asimismo, en muestras del páncreas de personas con diabetes tipo 2, encontraron que aproximadamente una cuarta parte de los genes muestraron alteraciones en el patrón esperado de mensajes realizados en comparación con muestras de personas sin diabetes. Esto indica que las diferencias en los reguladores se traducen en diferencias en los mensajes realizados.

"El hallazgo realmente emocionante es que al menos en el laboratorio, hemos podido revertir los cambios, convertir las células delta en células beta, si restauramos el ambiente a la normalidad o si tratamos las células con productos químicos que restauran los genes reguladores y los patrones de los mensajes de ARN que se vuelven normales. Eso es muy prometedor si consideramos el potencial de nuevas terapias", han zanjado los expertos.