19 de mayo de 2014

Las CCAA del sur de España, las más afectadas por factores de riesgo cardiovascular

Una cuarta parte de los adultos españoles tiene síndrome metabólico

Las CCAA del sur de España, las más afectadas por factores de riesgo cardiovascular
EUROPA PRESS

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Andalucía, Extremadura, Murcia, Islas Baleares y Canarias son las comunidades con mayor prevalencia de síndrome metabólico, es decir su población es la que tiene a la vez un mayor número de factores de riesgo cardiovascular, según un estudio publicado en 'Revista Española de Cardiología (REC)', que muestra incluso que estas CCAA llegan doblar la prevalencia de comunidades autónomas como el País Vasco, Navarra, La Rioja, Cantabria, Madrid o la Comunidad Valenciana.

El estudio, llevado a cabo por el departamento de Medicina Preventiva y Salud Publica de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, pone de manifiesto la elevada prevalencia de síndrome metabólico en España (22,7%) y las importantes diferencias geográficas en su distribución.

Los datos de esta investigación proceden del estudio ENRICA, un estudio transversal realizado sobre 12.948 personas representativas de la población española de 18 o más años, que revela además de las notables diferencias en la distribución de esta enfermedad por comunidades autónomas, oportunidades para optimizar, desde atención primaria, el manejo clínico del síndrome metabólico en aquellos pacientes que aún no han desarrollado diabetes mellitus o enfermedad cardiovascular

Dentro del estudio puede distinguirse dos grandes tipologías de pacientes con síndrome metabólico: los que ya sufren diabetes o enfermedad cardiovascular, en los que la elevación de los factores de riesgo cardiometabólicos condiciona negativamente su pronóstico y requieren de tratamiento intensivo (prevención secundaria); y los que aun permanecen libres de diabetes y enfermedad cardiovascular, llamados 'pacientes con síndrome metabólico premórbido', que se han convertido en el centro de la prevención primaria cardiometabólica, y sobre los que se incide principalmente mediante la modificación de los estilos de vida y, si procede, además con fármacos.

Los resultados del estudio evidenciaron que la prevalencia del síndrome metabólico en España del 22,7% (el 26,0 en varones y el 19,4 en mujeres) y la del síndrome metabólico premóbido del 16,9% (el 19,6 en varones y el 14,2 en mujeres). Además, la obesidad abdominal y la presión arterial elevada fueron los dos componentes más frecuentes en ambos casos, aunque entre los varones predominó la presión elevada y entre las mujeres la obesidad.

"Hemos visto cómo la frecuencia de los dos síndromes aumenta con la edad y que, hasta los 65 años, la prevalencia es mayor en hombres que en mujeres. Alcanzada esta edad, la incidencia de ambas patologías es mayor en las mujeres. Además, en ambos sexos, el síndrome metabólico también es más frecuente en los sujetos con mayor índice de masa corporal", destaca el doctor Fernando Rodríguez-Artalejo, miembro del equipo que realizo el estudio.

Por comunidades, Murcia, Baleares, Extremadura e Islas Canarias son las que poseen mayor prevalencia de síndrome metabólico entre los varones (=30%), mientras que la mayor prevalencia en las mujeres se presenta en Extremadura, Región de Murcia, Islas Canarias y Andalucía (=20%). En cuanto a la prevalencia del premórbido la incidencia es es mayor en el principado de Asturias y Extremadura en ambos sexos, junto a Murcia y Baleares en varones y Andalucía y Canarias en mujeres.

"Estos datos ponen de manifiesto la correlación entre la presencia de síndrome metabólico y obesidad, ya que justamente son las comunidades del sur de España y las insulares las que presentan mayor frecuencia de obesidad y riesgo cardiovascular desde hace varias décadas. Además, también es probable que algunos factores asociados al estilo de vida como el sedentarismo, la peor calidad de la dieta, el mayor consumo de tabaco, y, en especial, un menor nivel socioeconómico, sean la causa de un mayor riesgo cardiovascular en estas regiones", explica Rodríguez-Artalejo.

Del estudio, del que se hace eco la Sociedad Española de Cardiología, también se desprende que aproximadamente un tercio de los pacientes con premórbido no recibe ningún tipo de atención sanitaria para mejorar su estilo de vida, ya sea realizar actividad física, reducir la ingesta de grasa y colesterol, perder peso, reducir la sal de la dieta o dejar de fumar.

Además, también se observa un bajo seguimiento entre los pacientes que sí reciben algún tipo de consejo, sobretodo en cuanto a recomendaciones para peso (31,9%) y reducir el consumo de sal (38,3%). En este sentido, el especialista destaca que, "ello pone de manifiesto el gran potencial que aun nos queda por mejorar y desarrollar futuros programas de prevención de la enfermedad cardiovascular en pacientes con síndrome metabólico premórbido, algo que estábamos desaprovechando hasta el momento".