28 de octubre de 2009

Cataluña.- Disminuye un 50% la mortalidad en los casos de ictus los últimos 15 años en Cataluña

BARCELONA, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los casos mortales de ictus en Cataluña han registrado un descenso del 50 por ciento en los últimos 15 años gracias a las mejoras de los factores de riesgo cardiovascular, sobre todo de hipertensión arterial, según informó hoy la Conselleria de Salud en un comunicado, con motivo de la celebración mañana del Día Mundial del Ictus.

El ictus es una de las consecuencias más devastadoras de la enfermedad vascular y consiste en una alteración brusca y grave de la circulación de la sangre en el cerebro. Esta enfermedad es la primera causa de muerte en mujeres --especialmente las de edad avanzada--, la primera causa médica de discapacidad y la segunda de demencia.

La arterioesclerosis es la enfermedad de las arterias, provocando su endurecimiento y engorde llegando incluso a cerrarlas, lo que puede dejar sin riego sanguíneo partes vitales del organismo.

Las manifestaciones más graves se producen cuando pasa al corazón y se produce un infarto de miocardio o una angina de pecho, o cuando afecta al cerebro y se produce así un ictus definitivo o transitorio. Otra de las variantes produce hemorragias cerebrales.

En 2007 se registraron en Cataluña 4.599 muertes por ictus, de las que 2.001 fueron hombres y 2.598, mujeres. Durante el mismo año se produjeron 12.471 contactos hospitalarios por la misma causa.

Cada 45 minutos se produce un ictus en Cataluña y anualmente, 13.000 pacientes ingresan por un ictus establecido. Un total de 4.000 personas sufren un ictus transitorio y cerca de 5.000 mueren a causa de esta enfermedad.

Frente a esta situación, el Plan director de la enfermedad vascular cerebral lleva a cabo una tarea muy importante en la reducción del impacto de la dolencia en Cataluña, especialmente el Código ictus, una actuación del plan para la atención urgente de los pacientes, que consigue reducir la mortalidad y el impacto del ictus como causa de invalidez.

Así, el traslado de los pacientes de la forma adecuada y en el menor tiempo posible es un elemento clave que llevan a cabo los 13 centros de referencia repartidos por el territorio catalán. La media de tiempo desde que el paciente entra en el hospital hasta que se inicia el tratamiento es de 60 minutos.

En el periodo 2006-2008 ha habido un incremento de los recursos especializados en la atención a esta patología. Las mejoras más notables se han producido en la evaluación neurológica, el inicio precoz del tratamiento rehabilitador, la prevención y el manejo de las complicaciones.

Otras actuaciones del plan son el Protocolo para el ataque isquémico transitorio y el proyecto Teleictus, que permiten mejorar la atención a los pacientes.