4 de febrero de 2016

Cataluña detecta el primer caso importado de Zika en una embarazada

Cataluña detecta el primer caso importado de Zika en una embarazada
WIKIPEDIA

   BARCELONA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La mujer embarazada de origen latinoamericano y afincada en Cataluña que ha contraído el virus del Zika tiene 41 años y se someterá a más controles de lo habitual, si bien existe una "probabilidad baja de que suceda algún problema", ha destacado el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Joan Guix.

   En rueda de prensa este jueves, ha dicho que la mujer se encuentra entre la semana 13 y 14 de gestación, que contrajo el virus tras viajar a Colombia, y que seguirá recibiendo los controles obstétricos de su ginecólogo.

   Guix no ha querido aportar más datos de la paciente ni dar detalles sobre el protocolo de seguimiento específico para mujeres encinta que su departamento ultima para que esté listo entre las próximas 24 y 48 horas.

   Ha señalado que en la semana 15 del embarazo se realizará una ecografía a la mujer, en que ya se podrá comprobar si el desarrollo del feto es el normal, algo en lo que ha confiado por no estar demostrada científicamente la consecuencia del virus en fetos.

   "Tiene garantizado un seguimiento con toda la seguridad, y que en todo momento se harán las acciones adecuadas", ha subrayado el secretario de Salud Pública, acompañado de Ricard Armengol, un directivo de su departamento.

SEIS CASOS EN CATALUÑA

   El secretario de Salud Pública ha confirmado que los casos detectados en Catalunya son seis, cuatro hombres y dos mujeres, pese a que el Ministerio de Sanidad ha informado de apenas tres casos en un comunicado oficial.

   Ha atribuido la diferencia de cifras al hecho de que la Generalitat ha confirmado tres casos nuevos en el laboratorio del Hospital Clínic de Barcelona y no en el de Majadahonda (Madrid), donde se confirmaron tres.

   Guix ha explicado que el departamento ha decidido centralizar en el laboratorio del Clínic todas las analíticas por sospecha de casos de Zika, con excepción de las más complejas, y estudia convertir el hospital en centro de referencia de casos complejos.

   Ha indicado que, de momento, el departamento ha descartado hacer el Zika una enfermedad de declaración obligatoria, y se ha decantado por hacer una "alerta y recomendación" para que los profesionales asistenciales presten más atención a este tema.

DEBATE SOBRE EL ABORTO

   Ha considerado "prematuro" un debate sobre si la mujer podría abortar por esta causa, y ha insistido en el hecho de que el porcentaje de embarazadas infectadas por este virus con un pronóstico fatal es muy bajo.

   Ha advertido que el número de casos por el virus podría aumentar en los próximos días porque se están llevando a cabo más diagnósticos para controlar la situación, después de que la OMS elevara la alerta a emergencia sanitaria mundial.