15 de diciembre de 2014

La varicela en adultos tiene más complicaciones

La varicela en adultos tiene más complicaciones
EUROPAPRESS

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La aparición de la varicela en edad infantil o la vacunación para evitar el contagio están propiciando que la enfermedad sea cada vez menos frecuente en la edad adulta pero, cuando aparece, suele tener más complicaciones que cuando afecta a los niños.

   Esta semana se ha conocido que la actriz estadounidense Angelina Jolie se veía obligada a suspender la promoción de su última película tras contraer una enfermedad de la que, en España, se detectan cada año entre 130.000 y 140.000 casos.

   De estos, la mayoría se da en niños y los casos en adultos son cada vez más infrecuentes, representando menos del 1 por ciento del total, ha reconocido en declaraciones a Europa Press José María Molero, del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC).

   En estos casos la enfermedad cursa de forma similar a la edad infantil, con un periodo de incubación de dos a tres semanas en el que los síntomas más frecuentes son la aparición de lesiones cutáneas que, sin embargo, en adultos son menos abundantes y "pueden confundirse con lesiones eritomatosas".

   Además, se estima que en un 10 por ciento de los casos pueden darse complicaciones de tipo respiratorio que pueden desembocar en una neumonía, bien causada por el propio virus bien por otras bacterias, especialmente en aquellos pacientes que presentan alguna afección pulmonar de base como bronquitis crónica o asma.

   Otras complicaciones frecuentes son las infecciones de las lesiones, de ahí la importancia de que sequen bien, según recuerda Molero; o la aparición de encefalitis o infecciones neurológicas, que aunque son menos habituales pueden dejar secuelas.

   Generalmente no requieren el ingreso hospitalario salvo que se consideren pacientes de alto riesgo, y existen varios antivíricos específicos que pueden usarse si la enfermedad se detecta en los primeros días de incubación del virus.

   No obstante, este médico de familia reconoce que la generalización de la vacuna de la varicela hace que cada vez haya más población protegida, entre aquellos niños que la reciben y los que se inmunizan de forma natural al pasar la enfermedad.

   Sin embargo, hasta que se consiga la protección total por una de estas vías, Molero aconseja a los adultos que no estén vacunados ni hayan pasado la enfermedad "extremar las medidas de prevención" en caso de tener un contagio cerca, recordando que se transmite por vía respiratoria y por contacto con la piel infectada.