30 de enero de 2006

Carpinteros o empaquetadores tienen mucho riesgo de sufrir el Síndrome del Túnel del Carpo, según una especialista

VALENCIA, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

La doctora Pérez del Caz, cirujana estética especializada en cirugía de la mano del Hospital Casa de Salud de Valencia, ha declrado que las personas que tienen trabajos que requieren "un uso excesivo de las manos" como, por ejemplo, aquellas que utilizan los ordenadores, los carpinteros, los empaquetadores de carne, los violinistas o, incluso, los mecánicos "tienen mucho riesgo de sufrir el llamado Síndrome del Túnel del Carpo".

Este síndrome, explicó, es un "malestar doloroso de la articulación de la muñeca y de la mano a causa del atrapamiento del nervio mediano a nivel del túnel de la muñeca" y es "la operación más frecuente de la mano", según esta especialista.

Así, añadió que es "muy común durante los últimos meses del embarazo", ya que, explicó, aunque no se conocen "exactamente" las causas de esta dolencia, "los casos demuestran que parece importante el factor de los estrógenos".

Pérez del Caz apuntó que este síndrome puede estar asociado a una lesión en la muñeca o causado por alguna enfermedad reumatoide o la artritis. Sin embargo, aclaró, "es imposible prevenir esta dolencia porque se desconocen las causas que la acarrean, aunque hay muchos factores que, suponemos, son desencadenantes".

La especialista del Hospital Casa de Salud agregó que esta patología "también podría ser hereditaria, porque parece haber una cierta predisposición", aunque, matizó, "no en todos los casos".

HINCHAZONES, INFLAMACIONES Y CALAMBRES

Este síndrome que, subrayó la doctora Pérez del Caz, "no suele afectar a los niños ya que tienen los tejidos muy blandos", dijo, se muestra a través de hinchazones e inflamaciones o calambres en los dedos de la mano y, dijo, "pueden dar lugar a un dolor o adormecimiento de ésta".

El diagnóstico de este síndrome se fundamenta, principalmente, explicó, "en una electromiografía que nos dirá si los nervios y músculos de su brazo o mano muestran los efectos típicos del síndrome".

Una vez detectado, señaló, "se recurre a la operación" que es "una intervención con anestesia local que suele durar, si no hay ninguna complicación, unos 15 minutos, por lo que no suele ser peligrosa", puntualizó.

Normalmente, aclaró la facultativa del Hospital Casa de Salud, "este dolor suele aparecer en las dos manos, es decir, suele ser bilateral, aunque no siempre". Si es así, apostilló, "se debería operar primero una mano y después la otra para no dejar a una persona sin poder usar sus manos".

Además, aseguró que las personas operadas "suelen quedarse muy satisfechas tras la operación, o sea que es muy efectiva y, por lo tanto, con un índice muy bajo de recaídas".

Pérez del Caz indicó, por último, que "también existen medicamentos para calmar el dolor o reducir la hinchazón de la mano" pero aseveró que "a largo plazo, las personas que padecen esta dolencia, se tendrán que operar", concluyó.