4 de febrero de 2016

El Carlos III estudia 68 posibles casos de Zika en España

El Carlos III estudia 68 posibles casos de Zika en España
PAULO WHITAKER / REUTERS

   MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Centro Nacional de Microbiología, dependiente del Instituto de Salud Carlos III, está analizando 68 muestras de posibles casos de infectados por el virus Zika, todos ellos importados de alguno de los países afectados de los cuales seis tienen altas probabilidades dar positivo. De confirmarse, se unirían a los 7 casos que ya hay notificados en España, entre ellos una embarazada en Cataluña.

   Así lo ha asegurado el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Fernando Simón, precisando que ya se han descartado otros 15 posibles casos tras realizar las analíticas pertinentes.

   Entre los casos todavía en estudio también hay cuatro mujeres embarazadas, de las que no hay ni un resultado ni positivo ni negativo, y ya se han descartado otros 8-9 casos en mujeres gestantes, de las cuales "algunas ni siquiera habían estado en zona de riesgo".

   "Es importante entender que el riesgo es solo para aquellas mujeres que durante su embarazo pudieran haberse infectado en una zona de riesgo, es decir, en algunos países y dentro de esos países en aquellas zonas donde se transmite el virus Zika", ha insistido.

   En caso de confirmarse estos u otros casos en embarazadas, y ante el posible riesgo de microcefalia para el feto, Simón ha precisado que será necesario realizar un seguimiento ecográfico para ver si presenta signos de malformaciones o alteraciones neurológicas ya que "no todas las mujeres presentan luego problemas en su embarazo".

   "Debemos de rebajar la ansiedad en la población y no pensar que el Zika está en España, porque no lo está", ha garantizado este experto, que este jueves ha participado en una reunión técnica para elaborar un protocolo conjunto de actuación con las comunidades autónomas que podría aprobarse en la Comisión de Salud Pública el próximo 10 de febrero.

   El primer diagnóstico en una embarazada confirmado este jueves en Cataluña no cambia los protocolos que están elaborando, según ha reconocido Simón, ya que "era esperable" dado el elevado número de viajes entre España y los países de América Latina que están afectados por el Zika.

 EL PROTOCOLO, PENDIENTE DE APROBACIÓN

   En este sentido, ha avanzado que el protocolo que están elaborando detallará las medidas de control y coordinación que se deben tomar ante posibles casos, los mensajes que se deben dar a las embarazadas en caso de visitar los países afectados y aspectos relacionados con el diagnóstico específico en estas mujeres, en lo que están trabajando con expertos de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

   "Hasta después del primer trimestre o cuatrimestre no se pueden identificar las malformaciones porque los órganos del feto están todavía en desarrollo, e imagino que en el caso de la microcefalia será similar", ha explicado Simón, que reconoce que también se está analizando si pasado ese periodo el contagio por Zika también podría asociarse con algún caso de microcefalia por retrasos del crecimiento, aunque todavía no se ha confirmado.

   En cuanto a las recomendaciones para el control de la transmisión en un caso confirmado, lo principal es reducir el riesgo de que un mosquito transmisor de la enfermedad pique a esta persona infectada, en especial si está con síntomas ya que, en ese caso, tiene el virus activo.

   No obstante, el problema en España, según ha destacado Simón, vendrá a partir de la primavera que es cuando el mosquito que transmite la enfermedad está activo, si bien "para entonces ya se habrán establecido medidas de control en las comunidades de la zona mediterránea donde está el mosquito --Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares, Andalucía y Murcia-- como ya se hizo el año pasado con el virus del Chikungunya.

   Además, durante estas semanas, en especial tras la alerta de emergencia declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se están implementando medidas de control en las zonas afectadas, por lo que confía en que "de aquí a algunas semanas la transmisión baje mucho, por lo que se reduciría la probabilidad de importación de casos y también la de transmisión interna".