7 de febrero de 2012

Fármaco para prevenir el cáncer de mama podría agravar la pérdida de hueso

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un fármaco capaz de prevenir el cáncer de mama en mujeres postmenopaúsicas con un alto riesgo de desarrollar esta enfermedad, que está listo para su uso extendido, parece empeorar de forma significativa la pérdida de masa ósea asociada a edad. Así lo han descubierto investigadores de la University Health Network, en Toronto (Canadá), que publican su trabajo 'on line' en 'The Lancet Oncology'.

Según explica la investigadora líder de este estudio, Angela Cheung, de la University Health Network, este fármaco es el exemestano, un inhibidor de la aromatasa, que funciona suprimiendo la producción de estrógeno y es el tratamiento estándar para mujeres postmenopaúsicas que sufren un cáncer de mama con receptor hormonal positivo en etapa temprana.

Este fármaco, a pesar de ser generalmente bien tolerado, ha despertado cierta preocupación por sus efectos sobre la pérdida de masa ósea y el mayor riesgo de fractura. Hasta la fecha, uno de los problemas para obtener evidencias claras sobre el impacto de los inhibidores de la aromatasa en la salud de los huesos es que la mayoría de los estudios se hicieron en comparación con el tamoxifeno, un tratamiento con conocidos beneficios para los huesos en mujeres postmenopaúsicas.

Anteriores investigaciones han sugerido que el exemestano, un inhibidor de la aromatasa esteroidal de tercera generación, podría causar menos pérdida ósea que otros inhibidores de aromatasa y podría incluso estimular la formación de hueso.

Según la líder de este trabajo, Angela Cheung, de la University Health Network, su estudio ha demostrado que el exemestano "empeora el descenso asociado a la edad de la densidad mineral del hueso tres veces más, incluso en los casos en los que se produzca una ingesta adecuada de calcio y vitamina D".

DOS AÑOS DE TRATAMIENTO

El equipo de Cheung presentó los resultados de un subestudio de la estructura y la composición mineral de los huesos de pacientes incluidos en el ensayo denominado 'Mammary Prevention 3' (MAP.3), para cuantificar los efectos del exemestano sobre la densidad mineral del hueso y su estructura en mujeres postmenopaúsicas.

El MAP.3 es un ensayo randomizado que examinó el efecto del exemestano en la prevención del cáncer de mama sobre 4.500 mujeres postmenopaúsicas sanas en alto riesgo de desarrollar esta enfermedad por factores como, por ejemplo, tener antecedentes familiares de cáncer de mama.

El exemestano redujo el riesgo de desarrollar cáncer de mama en un 65 por ciento, en comparación con el placebo. Un total de 351 mujeres sin osteoporosis fueron incluidas en este subestudio de los huesos, de las que 176 recibió exemestano y 175 placebo.

Tras dos años de tratamiento, las mujeres que tomaron exemestano presentaban una pérdida de densidad mineral ósea en el radio distal --un sitio donde suelen darse fracturas relacionadas con la osteoporosis-- y la tibia distal, en comparación con el momento de inicio de este estudio.

Además, en el grupo de exemestano, el grosor cortical y el área descendieron en casi un 8 por ciento, en comparación con el 1 por ciento que disminuyó en el grupo que tomó placebo.

TOMAR CALCIO Y VITAMINA D

El exemestano afecto sustancialmente la pérdida de hueso cortical, en comparación con el hueso trabecular. Este descubrimiento es importante porque la mayoría de las fracturas (80%) en mayores son el resultado de mayores pérdidas de hueso cortical que de hueso trabecular y causan la mayoría de las discapacidades.

Según explican los autores del trabajo, "las mujeres que estén pensando en tomar exemestano como método para la prevención primaria del cáncer de mama deberían sopesar sus riesgos y beneficios individuales".

"Para las mujeres que toman exemestano, sería importante el control regular de sus huesos, además de realizar una adecuada ingesta de suplementos de calcio y vitamina D", señalan, añadiendo, no obstante, "que será necesario realizar más estudios a largo plazo para valorar el efecto de estos descubrimientos sobre los riesgos de fractura".