4 de septiembre de 2014

La calcificación vascular, asociada con la muerte por patología cardiovascular en pacientes con enfermedad renal crónica

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La enfermedad cardiovascular es la causa más frecuente de muerte en los pacientes con enfermedad renal crónica (ERC) y la calcificación vascular juega un papel fundamental, según el doctor estadounidense Myles Wolf, uno de los ponentes del XV Congreso Internacional sobre Diálisis Peritoneal que organizará, por primera vez en España, la Sociedad Internacional de Diálisis Peritoneal (ISPD) del 7 al 10 de septiembre de 2014 en Madrid.

En este sentido, el experto señala que la calcificación vascular se produce mediante un proceso activo de formación de hueso, que se debe a la falta de equilibrio entre sustancias favorecedoras e inhibidoras de esta formación.

Wolf explicará el papel que el factor del crecimiento fibrobástico 23 ('FGF-23')/Kloto tiene en los trastornos del metabolismo mineral en pacientes con enfermedad renal crónica (ERC).

El 'FGF-23' ha sido identificado como el principal factor regulador del metabolismo del fósforo, un elemento fundamental en el mantenimiento de la integridad del esqueleto. Además, el fósforo tiene un importante papel en la fisiopatología de la calcificación vascular y de la enfermedad cardiovascular (CV) en pacientes con ERC. "Su descubrimiento ha supuesto un gran avance en la prevención y el tratamiento de la enfermedad CV en estos pacientes", ha asegurado.

Por su parte, la jefe de Sección de Nefrología del Hospital Universitario La Paz de Madrid y ponente del Congreso, María Auxiliadora Bajo, señala que "las alteraciones del metabolismo óseo-mineral aumentan a medida que disminuye el grado de función renal y que aparecen prácticamente en el 100 por 100 de los pacientes tratados con diálisis, debido a las alteraciones endocrinas y metabólicas relacionadas con su enfermedad renal".

LAS CALCIFICACIONES VASCULARES SON PROPIAS DEL ENVEJECIMIENTO

Las calcificaciones vasculares se suelen observar en población normal y son consideradas como una condición propia del envejecimiento, pero en los pacientes con ERC "su prevalencia es muy elevada", apareciendo de forma precoz y progresando rápidamente, sostiene la doctora.

Entre el 40 por ciento y el 75 por ciento de los pacientes que comienzan los programas de diálisis tiene enfermedad cardiovascular, siendo esta la responsable de casi la mitad de las muertes de pacientes en esta situación, y "constituye, tras los ajustes para edad y sexo, la causa más importante de morbilidad cardiovascular y de mortalidad general en estos pacientes".

La doctora María Auxiliadora Bajo explica que el déficit de la vitamina D aparece de forma precoz en el curso de la ERC. Las alteraciones de su metabolismo juegan un papel fundamental, no solo en la evolución de la enfermedad ósea, sino también en otras patologías como la hipertensión arterial, la inmunidad o la mortalidad cardiovascular.

Por ello, "es recomendable mantener unos niveles adecuados de vitamina D, pues ello influye en la supervivencia". Además, en pacientes con ERC, la utilización de fármacos análogos de la vitamina D "contribuye a mejorar los resultados clínicos pues proporcionan ventajas adicionales derivadas de sus efectos antiinflamatorios y sus beneficios a nivel cardiovascular".

En España, la ERC afecta a un 10 por ciento de la población española, lo que supone unos 50.000 pacientes (50% trasplantados y 25000 en diálisis). Según el Registro Español de Enfermos Renales (REER), de ellos 2.454 pacientes están con tratamiento sustitutivo renal con diálisis peritoneal.