12 de julio de 2019

Uno de cada diez casos de disfunción eréctil tiene origen psicológico

Uno de cada diez casos de disfunción eréctil tiene origen psicológico
Disfunción eréctil FLICKR / TU NEXO DE - ARCHIVO

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Uno de cada diez casos de disfunción eréctil (DE) tiene origen psicológico, el resto de se debe a causas orgánicas, entras las cuales las vasculares son las más frecuentes, según ha destacado el doctor Luis García Reboll, urólogo del Hospital Vithas 9 de Octubre.

Este trastorno, que afecta a 3 de cada 10 hombres mayores de 60 años, se refiere a la incapacidad de conseguir la suficiente rigidez en el pene para mantener relaciones sexuales. El perfil de afectados por disfunción eréctil se refiere a varones de más de 50 años que presentan algún factor de riesgo cardiovascular añadido.

Tradicionalmente, ha sido tratado como un problema de raíz psicológica, sin embargo, avances en el área de urología han demostrado que este planteamiento es incompleto y lo asocian a una mala salud cardiovascular.

En este contexto, un estudio realizado por el de la Unidad de Urología del Hospital San Raffaele (Milán), Francesco Montorsi, ha concluido que quienes sufren disfunción eréctil presentan mayor riesgo de sufrir un accidente coronario como el infarto de miocardio. Asimismo, ha puesto de relieve que la mayoría de los pacientes presentan este tipo de accidentes 2 o 3 años después de la aparición de los síntomas de disfunción eréctil.

De este modo, el doctor García Reboll ha destacado que es la atención de la disfunción eréctil es "fundamental" para controlar factores de riesgo que, "de no ser atendidos, pueden abocar al paciente a un problema cardiaco". Así, se ha observado que la salud cardiovascular y la disfunción eréctil comparten factores de riesgo, como la obesidad, el sedentarismo, la hipercolesterolemia, la diabetes, la hipertensión arterial y el consumo de alcohol y tabaco. De este modo, la disfunción eréctil apunta hacia un posible deterioro de la salud cardiovascular.

En este sentido, los expertos han hecho hincapié en la "necesidad" de establecer un diagnóstico precoz para tratar la disfunción eréctil cuanto antes con el objetivo de tratar el deterioro funcional antes de que se produzcan daños estructurales, frente a los que "no se puede hacer nada".

En el diagnóstico de este trastorno juega un papel fundamental la testosterona, hormona asociada a la función sexual de los varones que también resulta "fundamental" para el control de la osteoporosis, el mantenimiento de la fuerza de los músculos o la conservación de determinadas funciones cognitivas. Con los años, los niveles de esta hormona descienden por lo que se debe controlar para descartar un envejecimiento precoz o andropausia masculina.

Contador

Lo más leído