17 de mayo de 2012

Una de cada cuatro personas con obesidad mórbida sufre hipertensión

VALENCIA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

La cirugía de la obesidad cura el 85 por ciento de los casos de la hipertensión, según ha afirmado este jueves el cirujano bariátrico y director médico de IntraObes, Miguel Ángel Escartí, quien ha alertado de que una de cada cuatro personas con obesidad mórbida padece esta enfermedad.

Según Escartí, la tensión arterial alta (supera los 140 mmHg) o la baja (por encima de los 90 mmHg) incrementa "de forma significativa" el riesgo de padecer problemas graves en los órganos llamados diana, como el corazón, cerebro, riñón y ojos.

En este sentido, con motivo del Día Mundial de la Hipertensión Arterial, ha apuntado que las personas con obesidad sufren a menudo diabetes tipo II, y si además tienen el colesterol o los triglicéridos altos y fuman, su riego cardiovascular "es elevadísimo".

A juicio de Escartí "en estos pacientes la hipertensión prolongada puede producir dilataciones del ventrículo izquierdo del corazón y engrosamiento de su pared".

En esta línea, el director médico de IntraObes ha incidido en que las personas obesas que se someten a cirugía bariátrica van resolviendo sus problemas de salud conforme disminuyen su peso. "En los primeros tres meses pierden un 40 por ciento del exceso de peso (15-30 kilos), dejan de padecer apnea del sueño y disminuyen su medicación antihipertensiva y antidiabética a la mitad", ha indicado.

Asimismo, al paciente "ya no le duelen las rodillas ni la espalda y además deja de tomar antidepresivos. A los seis meses, ha perdido ya el 60 por ciento del exceso de peso y ya no requiere tratamiento para la hipertensión (o menos de la mitad de los fármacos iniciales)", ha señalado Escartí.

Además, ha subrayado que los pacientes operados de cirugía bariátrica no solo son exobesos y exhipertensos, sino que su riesgo cardiovascular se asemeja al de personas sin patología asociada. "Tanto es así, que hemos comprobado que la miocardiopatía dilatada hipertensiva -antes considerada enfermedad grave y avanzada- se revierte al resolver la hipertensión y la obesidad", ha apuntado el director médico de IntraObes.

La hipertensión puede prevenirse controlando el sobrepeso, el consumo de alcohol, haciendo ejercicio y no fumando. En el caso de padecer esta enfermedad, recomienda, además de los consejos anteriores, realizar una dieta baja en sal y en alimentos precocinados. Qunque la mayoría de los pacientes hipertensos están tratados con fármacos antihipertensivos, la mayoría "cumple mal el tratamiento porque se olvida de tomar los medicamentos y no controla su tensión con la frecuencia requerida".