9 de junio de 2014

Uno de cada cuatro españoles puede tener algún problema de fertilidad

Uno de cada cuatro españoles puede tener algún problema de fertilidad
GINEFIV

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Uno de cada cuatro españoles puede tener algún problema de fertilidad, debido al retraso en la maternidad y al actual estilo de vida, según ha informado Ginefiv con motivo del lanzamiento de su campaña 'Cuida tu fertilidad', en la que promueve hábitos y cuidados que ayudan a mejorar la salud reproductiva.

Y es que, factores como el estrés, consumo de tabaco, drogas o una mala alimentación pueden reducir la capacidad reproductiva tanto de mujeres como de hombres. De hecho, se estima que hasta el 12 por ciento de la infertilidad primaria se debe a problemas relacionados con el peso.

En concreto, aquellos hombres que ingieren en exceso carne procesada y lácteos grasos y tienen un consumo bajo de vegetales, muestran peor calidad del semen que los que mantienen una dieta variada, con frutas y verduras, junto con la ingesta de lácteos desnatados.

Incluso el abuso de ciertas sustancias, como el alcohol o la cafeína, también repercuten. "Se ha comprobado que aquellas mujeres que consumen más de 200 o 300 miligramos de cafeína al día tienen menor número de ovocitos reclutado y de embriones de buena calidad", ha explicado la coordinadora de ginecología de Ginefiv, Victoria Verdú.

Por otra parte, el tabaco produce un efecto nocivo sobre la fertilidad, ya que, según ha comentado la experta, añade diez años a la edad reproductiva de la mujer, lo que significa que una fumadora de treinta años tiene los mismos problemas que una que no fuma a los cuarenta. Esto implica una peor calidad ovocitaria y embrionaria, así como un incremento de las anomalías cromosómicas. Asimismo, en el caso de los hombres, fumar provoca alteraciones en los niveles hormonales, afectando a la calidad y la cantidad del esperma, la movilidad y variaciones en su morfología.

Incluso algunas sustancias o agentes tóxicos que están en productos cotidianos de nuestro entorno, como plásticos, detergentes o cosméticos, pueden mermar nuestra salud reproductiva. En esta línea, según últimas investigaciones, se está analizando la posibilidad de que las ondas electromagnéticas que desprenden algunos dispositivos electrónicos puedan influir en la calidad del semen, afectando así a la fertilidad masculina.

LA IMPORTANCIA DE CONOCER LA CAPACIDAD REPRODUCTIVA

Por otra parte, la campaña tiene también como objetivo hacer especial énfasis entre la población femenina sobre la importancia de conocer su estado de fertilidad y las probabilidades reproductivas.

Por ello, durante este mes de junio, Ginefiv va a ofrecer pruebas de forma gratuita para conocer el estado y la cantidad actual de óvulos. Para ello, las personas interesadas deben entrar en la web 'www.ginefiv.com' y solicitar este test de la fertilidad, además de completar previamente un breve estudio sobre sus hábitos.

A través del análisis de la hormona antimülleriana (AMH), un marcador que ofrece información sobre la cantidad de folículos ováricos y la calidad ovocitaria, las usuarias podrán conocer sus expectativas reproductivas.

"Dicha hormona es producida por los folículos de pequeño tamaño en los ovarios, siendo un indicador proporcional del número óvulos disponibles que presenta la mujer a cada edad. De esta manera, podemos conocer si la paciente tiene una baja reserva ovárica para actuar a tiempo", ha apostillado Verdú.