26 de junio de 2014

Una de cada cinco personas tiene un dolor de espalda de, al menos, tres meses de duración

Una de cada cinco personas tiene un dolor de espalda de, al menos, tres meses de duración
ABBVIE

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Una de cada cinco personas tiene un dolor de espalda de, al menos, tres meses de duración y, aunque en la mayoría de los casos se trata de un dolor mecánico, en cerca de una de cada 20 personas el origen es inflamatorio, según han asegurado diversos expertos con motivo del lanzamiento de la campaña europea 'No le des la espalda'.

Esta iniciativa, puesta en marcha por AbbVie, cuenta con la participación de la Coordinadora Española de Asociaciones de pacientes con Espondilitis (CEADE), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y la Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF). Además, ha recibido la 'Declaración de Utilidad para los Pacientes Reumáticos' de la Sociedad Española de Reumatología (SER).

Y es que, se estima que el 80 por ciento de la población tendrá dolor de espalda en algún momento de su vida. En este sentido, y aunque las enfermedades como el cáncer y las infecciones vertebrales pueden provocar dolor de espalda crónico a causa de la inflamación, la mayoría de los casos de dolor de espalda inflamatorio en individuos jóvenes se deben a determinadas enfermedades inflamatorias autoinmunes, siendo con diferencia la más frecuente la espondiloartritis axial.

Estas enfermedades pueden tener un impacto físico, emocional, social y laboral considerable con consecuencias duraderas e irreversibles si no están manejadas de manera adecuada.

"En España, el retraso diagnóstico desde el inicio de los primeros síntomas del dolor de espalda crónico puede llegar a ser entre 7 y 9 años en patologías asociadas a dolor de origen inflamatorio como la espondiloartritis axial. Es frecuente que nos lleguen pacientes con síntomas desde hace muchos años con la consiguiente incertidumbre que esto genera en el paciente y el daño irreversible que se va acumulando y que en última instancia es lo que va a generar el grado de discapacidad del paciente. El diagnóstico precoz es fundamental porque en la actualidad se dispone de tratamientos capaces de frenar y controlar estas patologías progresivas de forma muy efectiva", ha comentado el reumatólogo del Hospital Parc Taulí de Sabadell, Jordi Gratacós.

Por este motivo, la campaña tiene como objetivo llamar a la acción a las personas con dolor crónico de espalda para que se informen sobre las diferentes entre el dolor de espalda mecánico e inflamatorio y, a su vez, acudan a un médico con el fin de averiguar las causas de su dolor y establecer un plan de manejo adecuado.

En concreto, mientras que el dolor mecánico se produce habitualmente al levantar objetos pesados, por distensiones musculares o por lesiones deportivas, y suele mejorar con reposo y/o fisioterapia, el dolor inflamatorio tiene unas características muy distintas y concretas. De hecho, este último aparece en edades jóvenes, habitualmente antes de los 40 años, con un comienzo gradual y persiste durante más de 3 meses. Mejora con la actividad y no mejora con el reposo.

"El dolor puede despertar por la noche y la rigidez matutina dura más de 30 minutos y, a pesar del alivio temporal que se pueda obtener tras realizar estiramientos o movimientos, el dolor empeora tras largos períodos de inmovilidad", ha zanjado el coordinador del Grupo de Trabajo del Aparato Locomotor de la SEMERGEN, Sergio Giménez Basallote.