11 de marzo de 2014

Cada año se diagnostican en España entre 25 y 30 niños con glaucoma congénito

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cada año se diagnostican en España entre 25 y 30 niños con glaucoma congénito, un conjunto de patologías oculares caracterizadas por la elevación de la presión intraocular que produce un daño en el nervio óptico y, por ende, pérdida de la visión.

En este sentido, y con motivo de la celebración, este miércoles, del Día Mundial del Glaucoma, expertos han avisado de que a pesar de que esta enfermedad la suelen padecen las personas mayores también hay niños que conviven con ella.

Por este motivo, y con el objetivo de llamar la atención sobre esta enfermedad, y especialmente sobre la tipología que afecta a los niños desde su nacimiento, la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) ha celebrado, el pasado 8 de marzo, el 'I Encuentro sobre Glaucoma Congénito e Infantil'.

"Hemos identificado un gen que esta presente en un elevado numero de casos pero esta claro que aun desconocemos muchos factores que influyen en la alteración del desarrollo fetal del ojo porque algunos tipos son hereditarios pero otros no. En cuestión de investigación, equipos españoles están en proyectos punteros pero no siempre es posible avanzar como querríamos pues es una enfermedad compleja. En 30 años de experiencia hemos estudiado 1.250 casos y ahora estamos empezando a ver hijos de personas que tienen glaucoma desde su nacimiento", ha comentado el especialista en glaucoma infantil, Julián García Feijóo.

Asimismo, el también experto en esta enfermedad, Jesús Peralta Calvo, ha destacado la importancia que tiene que los padres sean "aliados" de los médicos en el tratamiento de los niños ya que, según ha comentado, el paciente con nace con glaucoma necesita a lo largo de vida cirugías, revisiones oftalmológicas frecuentes o rehabilitación visual.

Los médicos vemos a los niños en consulta pero los padres conviven con ellos, son los responsables de mantener el tratamiento y nos ayudan a identificar los cambios que puede haber.

En este sentido, la doctora Alicia Serra ha informado de que una "gran preocupación" de las familias es anticipar el pronostico de la enfermedad. "Sabemos que influye el diagnostico temprano que permite iniciar el tratamiento adecuado lo antes posible y ahí es muy importante la edad a la que se desarrolla el glaucoma pues cuanto antes aparece peor es el pronostico, es decir, si el niño lo presenta al nacer la probabilidad de ceguera es del 60 por ciento aunque cada caso es distinto", ha apostillado.

De hecho, el glaucoma congénito afecta al desarrollo social y de aprendizaje del niño y a su entorno familiar y, también, está presente durante toda la vida de la persona, más allá de las frecuentes revisiones oftalmológicas la discapacidad visual generada afectara a su inserción laboral o a su maternidad en caso de ser mujer.

Por su parte, la representante de la Sociedad Española de Especialistas en Baja Visión, Amparo Alcocer, ha destacado la importancia que tiene la rehabilitación visual ya que, según ha aseverado, dos niños con la misma agudeza visual no tendrán la misma calidad visual ya que existen técnicas que enseñan al cerebro a ver.

Para leer más