La biodanza pude ayudar a reducir el dolor agudo en mujeres con fibromialgia

La biodanza pude ayudar a reducir el dolor agudo en mujeres con fibromialgia
11 de diciembre de 2018 UGR

GRANADA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado en la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Granada (UGR) ha demostrado que la biodanza ayuda a reducir el dolor agudo en mujeres con fibromialgia, gracias a su combinación, como estrategia terapéutica, de música, movimiento y emociones para "inducir vivencias integradoras o experiencias".

Según ha informado la UGR en una nota de prensa, el trabajo, que han llevado a cabo investigadores de momentos vividos, ha explorado la biodanza como terapia física capaz de ahondar en momentos "intensamente sentidos en el aquí y ahora" entre los participantes del grupo.

En este sentido, esta técnica es "una terapia novedosa y complementaria que aún se encuentra en proceso de evaluación científica".

El trabajo, que publica la revista científica 'Pain Management Nursing', participaron 27 enfermas de fibromialgia. El programa consistió en doce sesiones semanales, llevadas a cabo en las instalaciones de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Granada.

Cada sesión duró 120 minutos y se dividió en dos partes: una fase verbal de 35 a 45 minutos, donde se alentó a las participantes, sentadas en círculo, a expresar sus sentimientos, y la propia actividad, con una duración de entre 75 y 80 minutos, consistente en "terapia de movimiento y danza expresando las emociones provocadas por las canciones, la presencia, la proximidad y la retroalimentación de las otras compañeras".

Los resultados mostraron una disminución general del 16 por ciento del dolor agudo entre antes y después de cada sesión. Además, también se evidenció "una reducción de la gravedad del dolor acumulado durante la duración del programa".

"Es de interés que las mejoras fueron mayores en aquellas enfermas con mayor intensidad de dolor en la sesión previa y menor porcentaje de grasa corporal", ha explicado el autor principal de la investigación, Víctor Segura. Además, este estudio ha destacado "la importancia de la satisfacción con la sesión, porque aquellas enfermas con mayor satisfacción tuvieron más éxito en la mejora del dolor agudo".

Los expertos resaltan que la biodanza tiene una carga emocional intensa que podría ser una pista para "promover mejoras en factores psicológicos, como las estrategias de afrontamiento, la ansiedad y la depresión, que a su vez podrían ayudar a reducir la severidad del dolor y mejorar la sintomatología en esta población".

Asimismo, el porcentaje de grasa corporal se asoció con "mejoras en la severidad del dolor agudo, por lo que se aconseja, de acuerdo con la literatura previa, que esta población mantenga un peso normal", ha destacado Segura.

Este estudio se pudo llevar a cabo gracias a la colaboración de todas las participantes y de la Asociación Granadina de Enfermos de Fibromialgia.