3 de abril de 2019

El big data aplicado a la imagen ayudará en la toma de decisiones clínicas y a predecir la evolución del cáncer

El big data aplicado a la imagen ayudará en la toma de decisiones clínicas y a predecir la evolución del cáncer
FLICKR - ARCHIVO

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El big data aplicado a la imagen ayudará en la toma de decisiones clínicas y a predecir la evolución del cáncer, sin embargo la doctora Julia Camps, jefa de Servicio de Radiología y radióloga de la sección de Mama del Hospital de la Ribera de Valencia, puntualiza que "aún se encuentra en fase inicial debido a las dificultades técnicas y metodológicas".

En estos términos se ha referido en el 12º Simposio Internacional del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama, celebrado del 27 al 29 de marzo en Toledo, donde ha destacado el papel de la radiómica, que "convierte las imágenes médicas en datos objetivos y cuantificables a través de un análisis computacional avanzado para, de manera no invasiva, obtener información de los fenotipos radiológicos, que son mapas que indican la probabilidad de que un tumor sea más o menos agresivo".

Esta tecnología refleja mejor que las imágenes radiológicas la complejidad de los fenómenos biológicos subyacentes a los procesos patológicos. "Ante una radiografía, el profesional puede detectar algunas alteraciones; sin embargo, existe mucha información
subyacente que se escapa al ojo humano pero que es posible analizar con algoritmos matemáticos. Gracias a la digitalización de las imágenes médicas, éstas han cobrado un papel fundamental en las decisiones clínicas facilitando la detección y caracterización del
tumor, logrando así una comprensión más profunda de su evolución y pudiendo predecir la respuesta al tratamiento", añade esta experta.

CAMPAÑAS DE CRIBADO EN CÁNCER DE MAMA

P ara la detección temprana del cáncer de mama, una de las estrategias de la que disponen los sistemas de salud son las campañas de cribado poblacional, sobre las que también se ha debatido en el Simposio.

Existen ciertas controversias en torno a estas medidas, puesto que presentan ventajas e inconvenientes, según quedó reflejado en una de las sesiones del encuentro moderada por la doctora Mireia Margelí, del Servicio de Oncología Médica del ICO Badalona, del Hospital Germans Trias i Pujol y vocal de la Junta Directiva de GEICAM.

"Entre los principales argumentos a favor, está que la detección temprana del tumor, junto con la mejora de los tratamientos, reduce la mortalidad (entre un 25 y 30%). Además, aporta tranquilidad a las mujeres que se realizan una mamografía", subraya.

En su opinión, los cribados son coste-eficaces porque gracias al diagnóstico en fases más iniciales de la enfermedad se consigue reducir los costes que entrañarían diversas líneas de tratamientos para las fases avanzadas.

"Si el tumor se detectase de forma más tardía, su tratamiento implicaría cirugías más complejas, más tratamientos con quimioterapia y con otros fármacos dependiendo del tipo de tumor, y mayor número de ingresos hospitalarios, entre otros, con la inversión económica que todo ello implica. Así mismo, esta mayor complejidad del tratamiento tendría un mayor impacto en la calidad de vida de los pacientes", declara.

En España, una de cada ocho mujeres sufrirá cáncer de mama a lo largo de su vida. Se trata del tumor más frecuente en las mujeres occidentales, estimándose que en Europa la probabilidad de desarrollar un cáncer de mama antes de los 75 años es del 8 por ciento.

Para leer más