3 de junio de 2020

Beneficios para la salud de caminar, y más durante el confinamiento

Beneficios para la salud de caminar, y más durante el confinamiento
Familia con mascarilla en el parque. - FEVERPITCHED/GETTY - ARCHIVO

MADRID, 3 Jun. (EDIZIONES) -

Es fácil incluir el caminar entre nuestras rutinas diarias. Sus beneficios son innumerables, más hoy que estamos confinados. "Las recomendaciones actuales indican que para obtener beneficios para la salud se deben realizar, al menos, 150 minutos semanales de actividad física suave como caminar, lo que equivale a unos 25 minutos diarios".

Así lo asegura en una entrevista con Infosalus el secretario general de la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED) el doctor Luis Franco Bonafonte, recordando asimismo que, de forma genérica, se recomienda que al menos, y como mínimo, se deben caminar unos 30 minutos al día, los 7 días de la semana. "Este ejercicio se puede hacer de forma continuada o en series de al menos 10 minutos, hasta acumular esos 30 minutos diarios", precisa el especialista.

El también responsable de la Unidad de Medicina del Deporte del Hospital Universitario Sant Joan de Reus, y profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, recuerda a su vez que los beneficios se obtienen o bien con estos 150 minutos a la semana, o bien con 75 minutos semanales de ejercicio físico más vigoroso, como trotar, bicicleta, nadar, o patinar, entre otros; aunque reconoce que quizás, "lo ideal", es hacer una combinación de ambos.

A la hora de caminar los 30 minutos diarios, el experto mantiene que el ritmo se debe de adaptar de forma individual a cada persona, y a partir de aquí se obtienen más beneficios para la salud aumentado a los 45 o 60 minutos diarios. "De todas formas, todas las recomendaciones hay que adaptarlas de forma individual a cada persona, y a las circunstancias propias de cada uno: edad, enfermedades, tratamientos médicos, o situación socioeconómica, etc", señala el profesor Franco Bonafonte.

Este ejercicio (cardiovascular o aeróbico), según defiende, se debería complementar con el trabajo de la fuerza muscular, con ejercicios sencillos con el propio peso del individuo, o con gomas elásticas, por ejemplo. "Lo ideal, y resumiendo, sería hacer entre 45 y 60 minutos al día, incluyendo el ejercicio cardiovascular como caminar u otros, y el trabajo de fuerza", precisa el experto en medicina del deporte.

Sobre los beneficios generales que nos aporta el caminar estos días, aunque sólo podamos hacerlo durante el confinamiento durante una hora al día en la calle, el especialista menciona:

1.- Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares: hipertensión arterial, colesterol elevado, o arritmias, entre otras.

2.- Disminuye el riesgo de enfermedades a nivel metabólico, como el sobrepeso, la obesidad o la diabetes, entre otras.

3.- Desciende el riesgo sobre determinados tipos de cáncer: colon, mama, o próstata, entre otros.

4.- Mejora el tono muscular y en general el aparato locomotor, aparte de que previene las caídas en personas de edad avanzada.

5.- También produce efectos positivos a nivel intelectual y psicológico.

En este contexto, el secretario general de la Sociedad Española de Medicina del Deporte recuerda que "andar puede ser uno de los fármacos más poderosos a la hora de superar enfermedades" ya que, como ha mencionado anteriormente, ayuda a disminuir el riesgo de ataque al corazón, de padecer cáncer o diabetes, así como a tener a raya los niveles de colesterol o de presión arterial, "incluso andar es beneficioso a la hora de mantener 'en forma' la memoria", defiende.

"Las evidencias científicas con las que contamos son cada vez más contundentes. En estos momentos, y a nivel mundial, la práctica de actividad física y de ejercicio, como caminar, es uno de los pilares básicos de la Medicina Preventiva y forma parte fundamental del tratamiento y la rehabilitación de la mayor parte de enfermedades crónicas. No obstante, en nuestro país vamos un poco lentos en este tema", lamenta el experto.

CONSEJOS A LA HORA DE ANDAR ESTOS DÍAS

Como cualquier ejercicio, el doctor Franco defiende que hay que adaptar el caminar a la situación de cada persona, y sostiene que, como norma general, hay que iniciarlo de forma progresiva, tanto en la duración, como en la intensidad, y poco a poco conforme nos adaptemos y toleremos sin dificultades, podremos ir aumentado progresivamente la duración e intensidad del mismo. "Incluso ir haciendo otras actividades o ejercicios como trotar, bicicleta de paseo, nadar, entre otros por ejemplo", puntualiza.

Como cualquier otra actividad, el responsable de la Unidad de Medicina del Deporte del Hospital Universitario Sant Joan de Reus insiste también en que lo importante es mantenerla en el tiempo, así como otros hábitos saludables, además de evitar que se produzca incomodidad, o dolor, lesiones o cualquier problema de salud. "Debe ser algo agradable y lúdico", resalta.

Según lamenta este especialista, uno de los mayores problemas de salud que tenemos en este momento es el sedentarismo. "Debemos colaborar todos en su solución, no sólo desde la Medicina, si no también desde los medios de comunicación y otras instituciones para concienciar a la población de la gravedad del mismo. Hay que adoptar medidas sencillas y baratas, pero muy efectivas, como caminar 30 minutos diariamente los 365 días del año durante y toda la vida", sentencia el doctor Franco Bonafonte.