4 de junio de 2014

Las bebidas que contienen pequeñas cantidades de cafeína mejoran la concentración durante las horas de estudio

Las bebidas que contienen pequeñas cantidades de cafeína mejoran la concentración durante las horas de estudio
OHS

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las bebidas que contienen pequeñas cantidades de cafeína, como el té o los refrescos de cola, mejoran la concentración de los estudiantes durante sus horas de estudio, según ha asegurado el Instituto Europeo de Hidratación (EHI, por sus siglas en inglés).

Precisamente esta semana han comenzado las pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), también conocida como Selectividad, en las comunidades autónomas de Asturias, La Rioja, Navarra y el País Vasco. Un periodo en el que los estudiantes dedican muchas horas diarias al estudio con el objetivo de obtener los mejores resultados o acceder a los estudios superiores deseados.

En esta etapa es "fundamental" que los jóvenes mantengan una buena hidratación porque, según ha informado el Instituto, ayuda a combatir el cansancio, mantener el cerebro en alerta y, por tanto, optimizar la capacidad cognitiva.

No obstante, según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid, el 95 por ciento de los estudiantes afirma que sólo bebe líquidos cuando tiene sed, por lo que es probable que muchos de ellos no se hidraten correctamente a lo largo del día.

"El estudio y los exámenes exigen un alto nivel de concentración y, por ello, es importante que los jóvenes beban de forma regular en esos momentos. Además, es recomendable comer frutas y verduras por su alto contenido en agua y, también, bebidas con pequeñas cantidades de cafeína que ayudan a mejorar la capacidad de concentración", ha señalado el miembro del Comité Científico Asesor del EHI, Lluís Serra-Majem.

A la necesidad de ingerir una buena cantidad de líquidos durante el estudio se une el hecho de que han comenzado a llegar las altas temperaturas en la mayor parte de España, lo que hace que se reduzca la hidratación. Por este motivo, el experto ha destacado la necesidad de equilibrar el líquido que las personas pierden durante el día, a través del sudor, orina y la transpiración, mediante la toma de diferentes bebidas y comidas ricas en agua.

Finalmente, el Instituto Europeo de Hidratación ha aconsejado a los estudiantes beber entre 1,6 y 2 litros de agua al día; descansar cada dos horas y, si se tiene hambre, comer frutas o vegetales con altas cantidades de agua; no consumir bebidas alcohólicas porque causan deshidratación y no ayudan a la concentración; y, si el ambiente es cálido, incrementar el consumo de líquidos para mantener un adecuado balance hídrico.