17 de agosto de 2009

Baleares.-Govern aboga por prohibir fumar en los espacios públicos, pero descarta aprobar una iniciativa al margen del Estado

Más de 1.000 personas fallecen cada año en Baleares como consecuencia directa del consumo del tabaco, sobre todo, por cáncer de pulmón y problemas del corazón

PALMA DE MALLORCA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El conseller balear de Salud y Consumo, Vicens Thomàs, abogó hoy por prohibir fumar en todos los espacios públicos, si bien descartó aprobar en Baleares una iniciativa específica que endurezca la actual Ley Antitabaco al margen del Estado, ya que, a su juicio, debe ser el Ejecutivo central el que apruebe una normativa legislativa que sitúe a España al mismo nivel que otros países, como EEUU, Reino Unido, Alemania o Italia, donde todas las áreas públicas, incluidos bares y restaurantes, están libres de humo.

Tras presentar el Plan de Contigencia para hacer frente a la Gripe A en Baleares, Thomàs se refirió así a las declaraciones de la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, quien esta mañana aseguró que "nuestra sociedad está madura" para aceptar que las autoridades sanitarias prohíban el consumo de tabaco en todos los lugares públicos y de ocio a través de un "endurecimiento" de la actual Ley Antitabaco.

Preguntado sobre si se plantea aprobar una Ley que prohíba fumar en todos los espacios públicos de las islas antes de que el Gobierno central tome la iniciativa, el conseller consideró que lo "importante" es que a nivel de todo el Estado "se den pasos para que se proteja del humo del tabaco al 75 por ciento de los ciudadanos que no fuma".

Así, manifestó que tanto el Ministerio como la Conselleria de Salud deben "establecer normativas que favorezcan la promoción de salud" de la mayoría de la ciudadanía y, por tanto, se salvaguarden sus derechos. En esta línea, señaló que su departamento ya ha expresado su opinión ante el Ejecutivo central en el sentido de que se deberían dar los pasos para situar a España en el "mismo escenario" que tienen la mayoría de los países europeos, donde está prohibido fumar dentro de los espacios públicos.

No obstante, insistió en que cuestiones como éstas "no entienden de fronteras en el propio país" y, por tanto, lo "oportuno" es que se prohíba fumar en todos los lugares públicos de toda España "y no a nivel de Comunidad Autónoma, ya que nadie entendería que en un bar de Extremadura no se pudiera fumar y en Castilla la Mancha sí".

Por otra parte, señaló que el sector de la Restauración vería con "buenos ojos" una normativa que, además, vela por los derechos de los trabajadores no fumadores, siempre y cuando la Ley "sea aplicable para el conjunto del país y no para una Comunidad Autónoma específica".

MÁS DE 1.000 MUERTES ANUALES POR TABACO

Actualmente, más de 1.000 personas fallecen cada año en Baleares como consecuencia directa del consumo del tabaco, sobre todo, por cáncer de pulmón y problemas del corazón, mientras que en España esta cifra asciende hasta los 55.000 o 60.000, de los que cerca de 7.000 corresponden a fumadores pasivos, según informó a Europa Press la coordinadora autonómica de Drogodependencias y Adicciones, Elena Tejera.

Así, durante el Día Mundial sin Tabaco, que se celebra anualmente el 31 de mayo, el conseller de Salud siempre recuerda que fumar resta 20 años de vida a aquellas personas que fallecen como consecuencia directa del consumo de cigarrillos, debido a que el tabaquismo se relaciona como causa de un total de 29 enfermedades.

De todas las muertes atribuibles a este hábito, los tumores malignos ocupan el primer lugar, con el 43,2 por ciento, seguido de las enfermedades del aparato circulatorio, con un 33,7 por ciento, y las enfermedades respiratorias, con un 23,1 por ciento.

De este modo, las muertes por tabaco son más numerosas que las producidas por drogas ilegales, sida o accidente de tráfico, de forma que de cada 1.000 muertes en España, 142 se deben al tabaquismo, 20 a accidentes de tráfico, 2 a causa del sida y una al consumo de drogas ilegales.

Por su parte, Tejera detalló que el tabaco no sólo causa cáncer de pulmón, enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares, sino que incluso genera enfermedades que sin los cigarrillos "casi ni existirían", como la bronquitis crónica y los efisemas.

La Encuesta de Salud de Baleares realizada en 2006 a mayores de 16 años, desvela que la edad media de inicio en el consumo de cigarrillos en Baleares está alrededor de 17 años, aunque a los 13 años comienzan a mantener sus primeros contactos con el tabaco.

Por otro lado, este estudio revela que el 27 por ciento de la población adulta fuma diariamente, mientras que en 2001 lo hacía un 29,2 por ciento, mientras que el porcentaje de ex-fumadores alcanza el 18 por ciento y el de ciudadanos que nunca ha fumado se sitúa en el 51,6 por ciento.


Lo más leído
  • Cómo identificar una intoxicación alimentaria
  • Investigadores españoles lideran un gran proyecto internacional para desarrollar nuevos antibióticos en tuberculosis
  • Los españoles repatriados pasarán la cuarentena en instalaciones que se están preparando para ello
  • Curiosidades sobre el color de los ojos, ¿cómo se decide en cada persona?
  • Alemania confirma el primer contagio dentro de Europa del coronavirus en un hombre que no visitó China
  • Los medicamentos innovadores contra el cáncer se hacen 'viejos' esperando su aprobación