19 de noviembre de 2014

El aumento del consumo de hipnosedantes en España puede asociarse a una mayor prescripción en la sanidad privada

El aumento del consumo de hipnosedantes en España puede asociarse a una mayor prescripción en la sanidad privada
FLICKR/PEJMAN PARVANDI

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

En los últimos años los hipnosedantes se han convertido en la tercera sustancia psicoactiva más consumida en España, por delante del cannabis o la cocaína y solo por detrás del alcohol y el tabaco, lo que podría deberse a una mayor prescripción de estos fármacos en el ámbito de la sanidad privada.

"Si hay aumento, probablemente se produce en el sistema privado", según ha reconocido este miércoles el delegado del Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín, durante el IV Encuentro de Salud Pública organizado en Madrid por la Fundación Gaspar Casal, tras admitir que los datos de prescripción de recetas en el Sistema Nacional de Salud (SNS) no evidencian ese aumento del consumo.

Los últimos datos recopilados por el departamento de Ana Mato, relativos a 2011 y 2012, mostraron un aumento de estas sustancias ya que hasta el 11,4 por ciento de la población de 15 a 64 los había consumido en los últimos doce meses.

Además, el porcentaje era más significativo en el caso de las mujeres (15,3%, frente al 7,6% en los hombres) y su uso aumenta con la edad. No en vano, hasta una de cada cinco (21,3%) mujeres de 45 a 54 años los había tomado en el último año hipnosedantes, y en mujeres de 55 a 64 años el porcentaje se elevaba hasta el 27 por ciento.

En estos casos, según ha reconocido Babín, estos fármacos se adquirieron mediante receta médica, por lo que "nos está poniendo en evidencia un cambio de pauta o una evaluación de la perspectiva de la mejora de calidad de vida a través del uso de determinados medicamentos".

Sin embargo, ha puntualizado, al tratar de concretar este incremento con los datos que recopila el Ministerio de medicamentos prescritos mediante receta oficial, vieron que dicho aumento no se había producido, por lo que el delegado del Plan Nacional cree que el incremento podría deberse a una mayor prescripción en la sanidad privada.

Del mismo modo, ha asegurado que no disponen de datos que permitan relacionar este mayor consumo con la crisis económica a pesar de reconocer que la teoría de diversos estudios apuntan a que podría deberse a este motivo.

LA CRISIS NO ES EL ÚNICO FACTOR

No obstante, "puede no ser el único factor" de que se receten "con más facilidad", ha puntualizado Babín, citando que también puede influir la tendencia a "psiquiatrizar" determinadas circunstancias o comportamientos o "la presión que el público ejerce sobre el médico desde su propia ansiedad o por sus circunstancias personales".

Por su parte, el director de la Fundación Gaspar Casal, Juan del Llano, reconoce no estar "nada sorprendido" con el uso de hipnosedantes con receta en población adulta, y sí lo ha atribuido al impacto de la crisis económica.

"La situación de estrés financiero hace que muchas personas y familias no puedan llegar a final de mes, por eso hay esta variable al igual que también han aumentado los suicidios", ha apuntado.

Para leer más