22 de junio de 2009

Aumenta la demanda de implantes de silicona en glúteos para hombres, según expertos

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los españoles cada vez solicitan más un aumento de glúteos para potenciar esta parte del cuerpo a través de implantes de silicona con los que potenciar el músculo mayor "para que la nalga parezca más musculada", según destacó el cirujano plástico Jesús Benito, responsable de Medicina Estética del Antiaging Group Barcelona.

El coste de la operación suele ascender a unos 6.000 euros y, según este experto, lo más habitual es utilizar un implante de silicona cohesiva, colocándolo bajo el músculo del glúteo mayor. La incisión no se aprecia, ya que se realiza en el pliegue entre ambas nalgas, "lo más bajo posible, para que quede bien oculto", señaló.

La operación se lleva a cabo con anestesia general para que el músculo quede relajado y se pueda introducir fácilmente la prótesis, que suele ser más plana y con más resistencia que las utilizadas en el aumento de mamas. Generalmente, los implantes van desde los 180 gramos hasta 350.

Los dos primeros días se pasan en la clínica boca abajo aunque durante las dos primeras semanas posteriores a la operación se recomienda mantener esta postura para dormir. Luego es posible levantarse, pero durante una semana no se debe estar sentado más que lo imprescindible para que no se comprima la zona operada, explicaron los miembros de este grupo de cirujanos en un comunicado.

Asimismo, tras la operación es importante evitar cualquier tipo de ejercicio físico en el que participe el glúteo durante cinco o seis semanas. "La colaboración del paciente es muy importante para que la cicatriz quede estable y la prótesis no se desplace ni provoque asimetrías", advierte el doctor Benito.

El riesgo de infección es bajo, aunque se requiere una higiene muy cuidadosa hasta que se quiten los puntos. Además, es necesario tomar antibióticos durante los diez días posteriores a la intervención para minimizar el riesgo de infecciones.