2 de junio de 2020

Asocian los videojuegos a comportamientos poco saludables

Asocian los videojuegos a comportamientos poco saludables
Imagen de un evento eSport del videojuego oficial de MotoGP - MOTOGP - ARCHIVO

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los resultados de un nuevo estudio sugieren que los hombres universitarios que juegan a videojuegos tienden a hacer menos ejercicio y tienen malos hábitos alimenticios en comparación con los no jugadores. Los hallazgos podrían ayudar a los colegios y universidades a educar de manera más efectiva a los estudiantes que juegan videojuegos sobre dieta y ejercicio.

Aunque la investigación ha demostrado que los niños que juegan videojuegos tienen más probabilidades de tener sobrepeso y comer mal, el nuevo estudio es uno de los primeros en examinar esta asociación en estudiantes universitarios.

"Es importante comprender que los videojuegos son un factor de riesgo para los malos hábitos de estilo de vida que pueden contribuir a la mala salud --advierte Dustin Moore, estudiante graduado de la Universidad de New Hampshire (Estados Unidos)--. Sabemos que los hábitos desarrollados en la adolescencia y en la edad adulta temprana pueden quedarse con las personas por el resto de sus vidas, por lo que si podemos alentar a los usuarios de videojuegos a comer más sano y hacer más ejercicio, podríamos ayudarlos a vivir más saludablemente sin renunciar por completo a los videojuegos".

Moore presenta esta investigación como parte de Nutrition 2020 Live Online, una conferencia virtual organizada por la American Society for Nutrition (ASN).

El nuevo estudio utilizó información recopilada de más de 1.000 estudiantes universitarios varones de 18 a 24 años en la Universidad de New Hampshire como parte del estudio en curso de la Encuesta de evaluación de salud y nutrición universitaria (CHANAS) dirigida por el profesor principal y líder de la investigación Jesse Stabile Morrell.

Los estudiantes informaron del tiempo diario dedicado a los videojuegos en una encuesta en línea y proporcionaron información sobre la dieta al registrar la comida que comieron durante dos días de la semana y un día de fin de semana no consecutivo. La actividad física se basó en los pasos promedio que se toman por día según el seguimiento con un podómetro.

La encuesta reveló que poco más del 40 por ciento de los hombres universitarios juegan videojuegos al menos cinco horas por semana. Los investigadores encontraron que aquellos que jugaban videojuegos consumían más grasas saturadas y sodio que los no usuarios, lo que sugiere que están comiendo más bocadillos salados. Los jugadores también consumieron menos frutas y verduras y realizaron menos actividad física que los no usuarios.

Los investigadores no observaron ninguna diferencia en el peso de los jugadores, pero observaron que los malos hábitos de estilo de vida observados podrían contribuir al aumento de peso excesivo y las enfermedades crónicas más adelante en la vida.

"La industria de los videojuegos continúa creciendo a un ritmo rápido y hay más personas jugando que nunca --apunta Moore--. Si los resultados de nuestro estudio son indicativos de la población en general, los aumentos en el uso de videojuegos podrían traducirse en aumentos en el sobrepeso / obesidad y enfermedades crónicas en la población en general, que ya es un gran problema".

Los investigadores puntualizan que se necesitan más estudios para comprender mejor cómo diversos factores, como los anuncios de videojuegos o los medios de juego utilizados, contribuyeron a los hallazgos. Hacer un seguimiento con los participantes más adelante en la vida también revelaría si sus hábitos y pesos corporales cambiaron con el paso del tiempo.