27 de marzo de 2019

Así han mejorado los tratamientos contra el sida en 30 años

Así han mejorado los tratamientos contra el sida en 30 años
GILEAD

   MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El doctor del Hospital Ramón y Cajal (Madrid) Santiago Moreno ha criticado este miércoles la "despoblación absoluta" de campañas institucionales de concienciación sobre el VIH y el sida durante la jornada 'La redefinición del éxito terapéutico en el VIH: ¿por qué y cómo?', impulsada por Gilead Sciences, en la que se ha realizado un recorrido por los avances en los tratamientos de la enfermedad en los últimos 30 años, con especial incidencia en la triple terapia, "que ha permitido transformar la vida de los pacientes y convertir una enfermedad mortal en crónica y le ha llevado a convertirse en el estandar de tratamiento desde hace dos décadas".

Por ello, el objetivo ahora es seguir mejorando la calidad de vida de los pacientes y minimizar los efectos adversos del tratamiento. "Es necesario ir más allá de la supresión viral e introducir nuevos conceptos que compartimos clínicos y pacientes para redefinir el éxito terapéutico y abordar mejor las nuevas necesidades médicas de los pacientes", ha indicado el doctor Moreno.

En la misma línea, el doctor Josep María Llibre, del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, ha indicado que "la llegada de nuevos fármacos de triple terapia facilita la decisión del prescriptor por tratarse de un fármaco con alta eficacia, alta barrera a las resistencias y un destacado perfil de seguridad en comparación con el resto de alternativas".

En el encuentro, el dcotor Moreno ha advertido sobre "la pérdida de respeto" a la enfermedad por parte de la sociedad. No obstante, a su juicio, "la pérdida de respeto a la enfermedad también es por parte de las instituciones", aunque el doctor Moreno ha destacado "la concienciación de la gente de que el sida no es lo que era". En esta línea se ha manifestado también el doctor Llibre, que ha especificado que "no se encuentran campañas especialmente dirigidas a hombres que tienen sexo con hombres".

Por otra parte, según el doctor Moreno, las modas que surgen de forma periódica de personas que se infectan a propósito de VIH y salpican los medios de comunicación son "datos reales pero anecdóticos". "Hay mucha gente que está preocupada por tomar medidas en este sentido y dominan con mucho los que saben que infectarse no es una cosa buena".

Desde el punto de vista del doctor Llibre, las personas que buscan infectarse de VIH tienen un problema "patológico". Ha considerado que lo hacen porque "se sienten excluidas de ciertos entornos específicos" en el que la mayoría de las personas están infectadas, pero "nadie en su sano juicio se infectaría de VIH, aunque la enfermedad tenga buen pronóstico".

El sida ha pasado de ser una enfermedad potencialmente mortal en la década de los 80 y comienzo de los 90 del siglo XX a una enfermedad crónica tratable. Los avances en el tratamiento de los últimos 30 años significan que las personas que viven con VIH, a las que se diagnostica temprano y se les prescribe un tratamiento, pueden esperar tener una esperanza de vida normal.

MEJORA DE LAS TERAPIAS

El primer tratamiento antirretroviral llegó en el año 1987, ha recordado el doctor Moreno, pero "no evitaba la evolución de la enfermedad". En el año 1996, con la combinación de tres medicamentos se observa que la mortalidad y los nuevos casos se detienen.

Sin embargo, este tratamiento tenía diversos problemas. El doctor Moreno ha destacado "la falta de eficacia en un 20 o 25 por ciento de los casos, la aparición de resistencias, la toxicidad a largo plazo y la complejidad de los regímenes del tratamiento e interacciones con otros fármacos".

En 2007 aparecieron tres nuevas familias de fármacos que solucionaban los problemas de toxicidad y el régimen del tratamiento, puesto que se integraron en un único comprimido. No obstante, los problemas de resistencias farmacológicas, las interacciones con otros fármacos y la calidad de vida del paciente aún eran un problema.

En la actualidad, el tratamiento de triple terapia, como 'Biktarvy' ,supera estas limitaciones y las personas con VIH que reciben tratamiento y que tienen una carga viral indetectable pueden preocuparse menos por transmitir el virus a los demás.

Una persona con concentraciones casi indetectables del virus del VIH en sangre, menos de 50 copias del virus por cada mililitro de sangre, durante al menos seis meses, tiene un riesgo residual de transmitir el virus a los demás.

Contador

Lo más leído