Así cambia el cerebro el éxtasis líquido

Así cambia el cerebro el éxtasis líquido
31 de octubre de 2018 GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / THOMAS BRUGGER

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

Científicos han descubierto que el uso regular de la droga de fiesta GHB, y especialmente la inconsciencia después del consumo de GHB, se asocia con cambios cerebrales que incluyen efectos negativos en la memoria a largo plazo, la memoria de trabajo, el coeficiente intelectual y niveles más altos de estrés y ansiedad. Este trabajo se presenta en la conferencia del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología (ECNP, por sus siglas en inglés), que se celebra en Barcelona, tras una publicación parcial de revisión por pares.

El GHB (gamma-hidroxibutirato), también conocido como "G" o "éxtasis líquido", es un depresor del sistema nervioso central. Ampliamente utilizado en clubes y en fiestas privadas, produce una sensación inicial de euforia en los consumidores, pero también puede causar somnolencia, y los usuarios pueden caer fácilmente en coma.

Algunos consumidores regulares para uso recreativo a menudo caen en coma, lo que puede requerir tratamiento hospitalario: no es inusual que los usuarios regulares de GHB hayan experimentado más de 50 comas inducidos por GHB. A pesar de su uso recreativo limitado, la sobredosis de GHB y el coma es la tercera causa más común relacionada con las drogas que requiere atención médica de emergencia en Europa, después de la heroína y la cocaína, y esta tendencia está aumentando.

Para comprender los efectos de GHB en el cerebro, un equipo de científicos de la UMC de Ámsterdam reclutó a 27 consumidores de GHB que habían experimentado múltiples comas inducidos por GHB (con un mínimo de cuatro comas), 27 consumidores de GHB que nunca habían sufrido un coma y 27 voluntarios que habían usado combinaciones de medicamentos (polidrogas), pero nunca habían tomado GHB.

Los investigadores pidieron a cada persona que completara una prueba de lectura para adultos como representante de los cuestionarios de coeficiente intelectual, ansiedad, depresión y estrés, y realizaron diferentes tareas neurocognitivas mientras se sometían a una exploración cerebral (fMRI, imagen de resonancia magnética funcional).

ALTERACIÓN EN LA IDENTIFICACIÓN DE EMOCIONES NEGATIVAS

Hubo dos conclusiones principales. En primer lugar, el uso de GHB, incluso en aquellos que no sufrieron un coma, se asoció con alteraciones en la identificación de emociones negativas. En segundo lugar, la presencia de comas inducidos por GHB, pero no el uso de GHB per se, se vinculó con un menor coeficiente intelectual (a pesar de un nivel educativo similar) y procesos cerebrales alterados durante la memoria verbal a largo plazo y la memoria de trabajo. Los análisis adicionales mostraron que estos hallazgos no podían atribuirse a las diferencias entre los grupos en el uso de fármacos drogas distintas al GHB.

La investigadora principal, Filipa Raposo Pereira, investigadora en el Departamento de Psiquiatría de AMC de la Universidad de Ámsterdam, señala: "Sorprendentemente, se sabe poco sobre los efectos del GHB en los seres humanos, y por lo que sabemos, estos son los primeros escáneres de IRM funcionales que miden el efecto del consumo regular de GHB y los múltiples comas inducidos por GHB".

Y continúa: "Nuestros resultados indican que puede haber riesgos relacionados con el consumo regular de GHB. Esto es particularmente relevante para los usuarios regulares con comas múltiples inducidos por GHB; encontramos que estos usuarios muestran diferencias en la cognición para aquellos que no caen en coma o usuarios de drogas que nunca han tomado GHB".

"En un estudio aún no publicado, mostramos que aquellos con múltiples comas inducidos por GHB también tienen un 63 por ciento más de estrés y un 23 por ciento más de ansiedad y alteraciones en la memoria a largo plazo. Las imágenes por resonancia magnética también muestran que hay cambios en el cerebro, con algunas áreas que exhiben actividad cerebral alterada y conectividad entre vías cerebrales relacionadas con la memoria", añade.

Y prosigue: "Estos resultados muestran que hay cambios cerebrales y cognitivos asociados con múltiples comas inducidos por GHB. La mayoría de los consumidores experimentan solo la sensación de euforia seguida de somnolencia o sueño, por lo que no ven que pueda haber efectos negativos. Este trabajo indica que podría no ser el caso".

Contador