ASEPAL advierte de que "una gran parte" de los hosteleros desconoce los elementos de protección para evitar lesiones

ASEPAL advierte de que "una gran parte" de los hosteleros desconoce los elementos de protección para evitar lesiones
29 de junio de 2018 EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Empresas de Equipos de Protección Individual (ASEPAL) ha advertido de que "una gran parte" de los negocios hosteleros desconoce cuáles son los elementos de protección que deben incluir sus plantillas de verano, o no los utiliza en su actividad diaria, para prevenir lesiones.

De esta forma, ASEPAL pone énfasis en que, con la llegada del buen tiempo, se da inicio también a una "temporada alta de lesiones", que pueden ir de leves a graves, y que son "fácilmente evitables con el uso de equipos de protección en los trabajadores". "La temporalidad y precariedad en la contratación de temporada deriva en una escasa formación y desconocimiento sobre la normativa de equipos de protección individual (EPI)", aseguran.

"La hostelería es, de hecho, uno de los ámbitos en los que se concentra mayor número de accidentes, destacando sobre todo los cortes, pinchazos, quemaduras y las caídas. Desde el chef, hasta el ayudante de cocina, pasando por limpieza y atención en sala o puestos ambulantes. Perfiles que, desde el mes de mayo, son los más demandados en zonas costeras como Levante, Cataluña, Baleares y Canarias", añaden desde ASEPAL.

En este sentido, recuerdan que los EPI constituyen la "última barrera de defensa" que se interpone entre el usuario y "el riesgo que amenaza su salud y seguridad". "Tanto para el chef que trabaja en una cocina profesional, como para el vendedor de espetos, la protección individual debe ser una prioridad en el sector hostelero y más en verano", ha destacado Luis Gil, portavoz y secretario general de ASEPAL.

A primera vista, apuntan a los cortes y las quemaduras como los enemigos más recurrentes, aunque también señalan que las altas temperaturas y el calor requieren "el doble de atención" y la incorporación de nuevos equipos de protección individual como las gafas de sol, las gorras y la cremas solares en los equipos de trabajo, especialmente aquellos que trabajan durante las horas de más exposición solar.

"Estos EPI, por comunes, suelen atribuirse sólo al ámbito doméstico, pero suponen una barrera de seguridad fundamental para evitar insolaciones, lipotimias y quemaduras, entre otros. Deberíamos estar acostumbrados a verlos pero no es así", ha detallado Luis Gil.

Para ASEPAL, la temporalidad es "uno de los factores que explica el hecho de que la hostelería sea uno de los ámbitos laborales que más peligros concentra y sus trabajadores el colectivo que más riesgos asume con la llegada del calor".

"La urgencia y precariedad de las contrataciones genera escasez de formación en prevención de accidentes laborales", ha comentado Luis Gil. Por eso, desde esta asociación recuerdan que la formación es "clave" para reducir riesgos y lesiones que, con "una escasa inversión en equipos de protección individual podrían evitarse".